Puertas de herrería para escaleras para colocar en nuestra casa

Comentarios:

0
 0
puertas de herrería para escaleras


Las puertas de herrería para escaleras tienen como finalidad, al igual que toda puerta, brindar seguridad.
Sin embargo, al ubicarse la puerta al comienzo o final de una escalera, ésta se convierte automáticamente en un elemento decorativo que adquiere mucha importancia.
En particular, en el caso de las puertas de herrería para escaleras existe la posibilidad de combinarlas con otros detalles que también hacen a la decoración de la escalera y el ambiente en general, ya que los fabricantes además de dedicarse a la elaboración de puertas y portones, también producen rejas para ventanas, protecciones no sólo para escaleras, sino también para piscinas y balcones, mesas, sillas y muebles para exteriores en general y de cualquier tipo de adorno en forja.
Los clientes participan activamente en el diseño de las puertas de herrería para escaleras, ya que las medidas, el tipo de apertura, los materiales, apliques adicionales, terminados y detalles finales son todos a elección de los compradores.
Esto se traduce en una puerta de altísima calidad única en el mercado. La mayoría de las empresas también incluyen en los precios los costos de instalación.
Las puertas de herrería para escaleras son hechas en hierro macizo. Las piezas son torneadas de forma tal de conseguir un acabado sumamente liso.
Las mismas son además sometidas a tratamientos especiales para evitar que se oxiden con el paso del tiempo, como por ejemplo a un proceso de galvanizado.
De esta manera se consigue una mayor duración de la vida útil de las puertas.



Diseños y detalles

Con respecto a los colores más usados en las puertas de herrería para escaleras son el negro o grises oscuros.
Sin embargo hay que tener en cuenta que las paletas de tonos disponibles incluyen desde tonos patinados hasta jaspeados, más de 50 colores puros y diversas opciones de terminados con acabados que pueden ser tanto mate como metalizados, lisos o texturizados.
Es muy común también el agregado de detalles decorativos en otros colores, normalmente dorado metalizados o color plata.
Hay también ciertas herrerías en las cuales aún emplean métodos antiguos y tradicionales para la forja del hierro, que consiste en calentar el metal para poder moldearlo darle la forma deseada.
Las puertas de herrería para escaleras suelen ser de tipo enrejado, pero también pueden ser placas de hierro.
Los modelos con rejas permiten el paso de luz a través de ellas, como así también de aire, mejorando así la iluminación y la ventilación del interior.
En caso de querer resguardar la habitación del clima exterior, se puede optar por una puerta de hierro con uno o varios paneles de vidrio.
En estos casos es recomendable el uso de cristales blindados o de vidrios templados. De esta forma se incrementa también la seguridad.
Para aquellos que quieran agregar más elementos decorativos a las puertas, cabe la posibilidad también de incluir vitrales o cristales coloreados a las puertas que formen dibujos exclusivos.
Esto le agrega sin dudas un toque de antigüedad a la puerta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *