Comentarios:

0
 0
enfriador de copas


El enfriador de copas es una máquina que funciona con un gas que deja el cristal helado en pocos segundos por lo que agiliza el proceso de enfriado, ya que colocar las copas en el frízer tarda un tiempo más prolongado.
Todos los enfriadores de copas tienen un funcionamiento fácil y sencillo.
Cuentan con una bandeja de acero inoxidable en donde se coloca la copa boca abajo, y al ejercer presión sobre ésta, hace que el mecanismo del enfriador de copas entre en funcionamiento.
Y mediante unos agujeros situados estratégicamente sale un chorro de dióxido de carbono alimentario, que congela el cristal.
Esta máquina no necesita de corriente eléctrica para funcionar.
Al enfriador de copas se lo conoce también como congelador instantáneo, y su sistema revolucionario es adaptado por profesionales de hostelería, de bares, de restaurantes, de cervecerías, etc.
Este aparato baja la temperatura de las copas en menos de cinco segundos, llevándolas hasta -30°C.
Mediante un mando analógico, los grados de congelamiento se pueden variar, esto es muy importante porque se debe tener en cuenta el tipo de bebida que se vaya a consumir, y el espesor del cristal de la copa, tratando de evitar que ésta pueda quebrarse.



¿Cómo funciona?

El enfriador de copas cuenta con sensores ópticos y microprocesadores que transmiten a un tablero analógico que cuenta con una pantalla LCD que indica el nivel optimo de enfriado de la copa.
La copa se coloca debajo de una campana, y cuando se acciona el mecanismo del enfriador de copas el gas o dióxido de carbono cumple con la función, no solo de enfriarla sino de esterilizarla proceso que la higieniza en un 100%.
Se ofrecen en el mercado una amplia gama de enfriadores de copas instantáneos, en distintos diseños según las necesidades de los locales de bebidas.
Para el verano, el enfriador de copas es el aparato por excelencia para poder beber una bebida por demás fría y satisfacer las demandas que provoca el calor.
Este sistema no desvirtúa el sabor de las bebidas como lo hacen los cubitos de hielo cuando comienzan a derretirse, generando agua adicional a la bebida.
El enfriador de copas puede mantener fríos los licores, los espumantes, la cerveza, el vino blanco, sin que se mezclen con el agua.
Con este aparato se ha cumplido la demanda del mercado de las bebidas frías, con solo accionar un botón el enfriador de copas, se pone en funcionamiento.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *