Los distintos modelos de sierras de carpintería

Comentarios:

0
 0
sierras de carpintería


Los carpinteros para trabajar la madera y hacer muebles, armazones y revestimientos usan diferentes herramientas, tales como el serrucho, las gubias, cepillos, lijas, compás, escuadras, formones, martillos, mazos y garlopas, entre las manuales. Y las escuadradoras, ingletadoras, fresadoras, lijadoras orbitales y de banda, los taladros y las sierras de carpintería, entre las eléctricas. Justamente es de las sierras de carpintería de lo que hablaremos en este articulo, sobre sus modelos, diseños, tamaños y los usos que se les dan. Pensemos por un momento que sería de los carpinteros sin estas sierras, por lo pronto tendrían que usar sierras manuales y serruchos para cortar la madera. Además esto lo deben hacer de manera precisa y de forma recta, para evitar un mal corte y desperdiciar madera en el proceso. Existen muchos modelos y tipos de sierras de carpintería, todas ellas con diferentes tamaños y cortes para los distintos trabajos. Por ejemplo la sierra circular es muy usada, ya que se puede usar con una o dos manos por su tamaño y poco peso.



Esta sierra es generalmente usada para cortes longitudinales, aunque también puede hacer cortes biselados. La sierra caladora es otro de los modelos de sierras de carpintería, esta al igual que la circular puede usarse con una o dos manos. Además de hacer cortes rectos, con la sierra caladora podemos hacerlos curvos o inclinados, por lo cual es muy versátil. Otra de las sierras de carpintería es la escuadradora o sierra sin fin. Esta es sin dudas la mejor y más buscada por lo carpinteros, ya que hace cortes precisos, tanto rectos como curvos. Esta sierra está montada sobre un mueble o mesa por lo que trabajaremos la madera sobre ella y no al revés como las otras sierras. Existen otros tipos de sierras de carpintería pero estas que nombramos son las más usadas por los carpinteros y ebanistas en todo el mundo. Los valores de estas sierras variaran por varias razones, si son nuevas o usadas, el modelo, la potencia y la marca. Las más caras son las escuadradoras, pero a estas por su gran resistencia y durabilidad las podemos comprar usadas y así ahorrarnos mucho dinero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *