aberturas de cedro

Las aberturas son partes muy importantes en las estructuras de la casa, o locales comerciales, habiendo en el mercado actual, muchas variedades de las mismas, en hierro, en aluminio, en PVC, en madera, y es en este punto que nos detendremos para hablar específicamente de las aberturas de cedro. Este material compone una de las variedades más bonitas, más durables y de mejor calidad en las aberturas de madera.

¿Porqué las aberturas de cedro, son consideradas las más aptas para aberturas?, simplemente porque el cedro es una madera que goza de muchas características inmejorables, por ejemplo es una madera liviana, y muy duradera. Esto se debe a que en el interior de esta clase de maderas existe un aceite que permite que de manera muy natural resista la putrefacción, los hongos que la atacan en forma permanente, y a los insectos, como las termitas. Como así también posee gran resistencia ante las exigencias de la humedad, las lluvias, y el cambio de clima abrupto, es por ello que las puertas de entrada de residencias importantes, están construidas con madera de cedro.

¿De qué tipo de material estamos hablando?

aberturas de cedro
Aberturas de cedro trabajado

El cedro es una madera originaria de países como Canadá, Estados Unidos, y se la puede comercializar a otros países del mundo sin llevar el tratamiento adecuado que necesitarían otras maderas, así ya nos damos cuenta de qué tipo de material estamos hablando. Las aberturas de cedro, son consideradas las más resistentes de todo el espectro de maderas destinadas a la confección y fabricación de las aberturas del presente.

Una de las cosas más importantes en la elección de las aberturas, principalmente en las de madera, es si ésta trabaja bien en condiciones extremas de humedad o de climas rigurosos, es la madera de cedro la que no tiene inconvenientes por más que esté colocada en espacios muy húmedos, climas de abundantes lluvias, o fríos extremadamente fuertes.

En el mercado de las aberturas de cedro, nos encontramos con muchísimas variedades y modelos aún para las más exigentes decoraciones y estilos, pero debemos acudir a empresas serias que las tengan a la venta, para averiguar un poco más acerca de los precios y de presentaciones, como los colores o vetas que éstas tengan. En cuanto al mantenimiento, podemos decir que es casi nulo, solo para elegir el color del barniz que le colocaremos de base, y para pintarlas cada dos o tres años para mantenerlas como nuevas aún cuando hayan pasado más de veinte años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba