arreglar persianas enrollables


A todos nos ha pasado que nuestras persianas se traban y por esto no podemos ni bajarlas ni subirlas, y esto sucede cuando las mismas ya se encuentran deterioradas por el tiempo de uso que poseen, es algo común y no debemos desesperar. Que nuestra persiana se haya trabado no significa que la misma no vuelva a funcionar, sin embargo, sería interesante que cuando eso suceda estemos preparados y sepamos cómo arreglar persianas enrollables. La buena noticia es que no hace falta ser un experto para poder llevar a cabo esta tarea con éxito, solamente debemos tener en cuenta algunos aspectos y detalles y será suficiente para poder arreglar persianas enrollables.

arreglar persianas enrollables
Arreglar persianas enrollables correctamente

Lo primero que debemos determinar es si tenemos o no las herramientas necesarias para poder realizar dicho arreglo. Lo único que necesitas será un destornillador para quitar los tornillos de la tapa en donde se encuentra el rollo giratorio de la persiana enrollable y una correa de repuesto para reemplazar la que se dañó. Si no contamos con estos elementos en nuestro hogar, podemos encontrarlos fácilmente en ferreterías.



El primer paso es quitar completamente la tapa del rollo de la persiana mediante el destornillador. Luego debemos prestarle atención al rodamiento en donde se encuentra enrollada la correa, presionar la guía hacia afuera y de esa manera se desprenderá la correa vieja. En este paso, será necesario chequear todos los accesorios y elementos dentro del rollo por si hay que reemplazarlos por unos nuevos o simplemente limpiarlos. Luego de esto, procederemos a colocar nuevamente el rodamiento o eje en su respectivo lugar, colocando la guía y enrollando la correa en la misma, lo más prolijo y alto posible. Una vez que la correa se amarró al riel, deberemos sujetarla a la persiana, comprobando que esté bien tensa.

No puede quedar liviana ya que si esto sucede puede que vuelva a romperse o a caerse por completo la persiana. Una vez finalizada la reparación, lo que haremos será probar si la persiana sube y baja como de costumbre. Si todo está okey, podremos usarla normalmente pero si no lo está, deberemos repetir el procedimiento explicado anteriormente hasta que funcione. Si consideramos que arreglar persianas enrollables no es para nosotros, debemos solicitar los servicios de un técnico especializado. Mediante la práctica y observación de videos explicativos de cómo arreglar este tipo de persianas, lo podremos logar en un santiamén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba