cerraduras anti-pánico


Las cerraduras anti-pánico fueron fabricadas con el fin de liberar las puertas en caso de emergencias permitiendo la apertura de las mismas desde el interior.
Las cerraduras anti-pánico se caracterizan por tener barrales de embutir lo que facilita la apertura de las puertas para que los ocupantes puedan salir con comodidad.
Estas cerraduras cuentan con diferentes dispositivos que son:
las manillas anti-pánico, las barras y cerraduras, las que tienen mecanismo anti fuego, que son las que disponen principalmente de un dispositivo de apertura que al ser accionado, responde inmediatamente.
Dentro de las cerraduras anti-pánico, las barras son los dispositivos más empleados, esta cerradura se instala a una altura intermedia en la puerta y se acciona de arriba hacia abajo, con suma facilidad.
Una de las características de las cerraduras anti-pánico, es que desbloquean el sistema con facilidad y rapidez.
Entre los diferentes modelos están las que se colocan para una hoja o para dos, están las de mano derecha o izquierda, las de empotrar, sobreponer, y otras de acuerdo a las necesidades.
Además se adaptan a cualquier tipo de puertas, de madera, de vidrio, de metal, blindadas, etc.
Las cerraduras anti-pánico ofrecen la posibilidad de controlar las puertas en forma automática y electrónica desde una central que permite saber el estado de bloqueo, o desbloqueo, de alarma y otros mecanismos.
Son de fácil instalación, su mantenimiento es mínimo, y son muy resistentes al fuego.



Otros modelos para elegir

Hay cerraduras anti-pánico de barras que funcionan con un dispositivo que se sobrepone a un punto lateral de cierre, es decir de pestillo lateral.
Consta de dos soportes uno principal y otro secundario, la barra horizontal y los accesorios.
Hay otro modelo de cierre mediante fallebas verticales, que accionando el dispositivo anti pánico, su mecanismo de bulones sale de su posición y quedan retenidos.
Cuando la puerta se cierra una pieza de la falleba se moviliza golpeando el marco, se liberan las fallebas volviéndose éstas, hacia sus orificios.
Todas las cerraduras anti-pánico, se comercializan con todos los accesorios correspondientes para su instalación, incluyendo manual de instrucciones.
Las cerraduras anti-pánico con manija exterior y cerradura incorporada tienen generalmente un acabado metalizado, los barrales anti pánico son de alta resistencia y tienen tratamiento contra la corrosión, y un acabado con pintura epoxi.
Las cerraduras anti-pánico son excelentes para los supermercados, los cines, teatros, bancos, y todos los lugares en donde existe una gran afluencia de público.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba