cerraduras digitales

Las cerraduras digitales cuentan con un dispositivo inteligente y con mecanismos electrónicos para controlar el acceso a las viviendas, hay modelos que tienen un cerrojo doble para mayor seguridad.
Las cerraduras digitales se pueden activar a través de un sensor que reconoce las huellas digitales, o mediante un código, en casos de emergencia se pueden abrir con llaves mecánicas.
Dentro de las medidas de seguridad, esta la opción de colocar una clave doble, tienen cierre automático, sensor para incendio, alarma de detección, y sistema anti pánico.
La tecnología se ha instalado en este tipo de cerraduras digitales, tienen diseños elegantes, y cuentan con una pantalla táctil que muestra el panel numérico con solo tocarla suavemente.
Tienen una capacidad de almacenamiento muy amplia según el modelo, en algunos de ellos se registran espacios para diez claves y para cien huellas digitales.
Además cuentan con un circuito de protección que soporta los golpes de alta tensión y otros inconvenientes eléctricos.

¿Cómo funcionan?

Las cerraduras digitales normalmente funcionan sin llaves, permitiendo mantener la seguridad.
Los cerrojos tienen cierre automático que proporciona seguridad a la puerta cerrándola en forma automática.
Para abrirla desde el interior se presiona un botón pero además necesita un registro de movimiento que garantiza la seguridad.
El sistema de teclado no necesita mantenimiento, se activa cuando se utiliza y mientras no se usa permanece apagado.
Dentro del panel están los indicadores de batería baja, y control de volumen.
Para las puertas blindadas están las cerraduras digitales biométricas, de alta tecnología, éstas se accionan mediante el reconocimiento de las huellas digitales, en este sistema no se utilizan medios de apertura como tarjetas, llaves u otro mecanismo de acceso.
Las cerraduras digitales biométricas se adaptan a cualquier tipo de puertas.
Se instalan de forma sencilla y rápida, y se usan en viviendas familiares, en oficinas, hoteles, fábricas, etc.
Tienen una pantalla delgada LCD, el sensor óptico cuenta con una protección y se puede activar también con código.
Cuando la puerta se cierra tiene un trabado automático, y la batería es de larga duración.
Dentro de los modelos de cerraduras digitales están las que tienen un sistema con un circuito interno que evita las descargas eléctricas, la alarma se acciona cuando detecta un forcejeo, el sensor de incendio tiene una alarma que se activa cuando se supera cierta temperatura.
Cuando se intenta accionarla mediante códigos o huellas no reconocidas a la quinta vez el sistema se apaga por unos minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba