cerraduras electromagnéticas


Las cerraduras electromagnéticas se componen de un dispositivo magnético que fuerza el cierre de la puerta.
Estas cerraduras tienen dos piezas fundamentales, una es un electro imán que se coloca en el marco de la puerta y la otra es una placa metálica que se monta sobre la hoja de la misma.
El electro imán, crea un campo magnético cuando recibe una corriente eléctrica creando un núcleo de hierro, y éste a su vez tiene enrollado un cable de cobre, con estos elementos se crea una bobina.
Las cerraduras electromagnéticas actúan mediante electricidad y cuando ésta está ausente el campo magnético pierde su propiedad.
El efecto del electro magnetismo se está aplicando a estas cerraduras.
Dentro de las características de las cerraduras electromagnéticas se puede decir que son de fácil instalación y que tienen un mínimo de mantenimiento.
Tienen un ajuste perfecto entre el electro imán y la placa, desde la central tiene un control automático de las puertas, se adaptan a cualquier tipo de puertas ya sean de madera, vidrio o metal.
Hay una variedad de modelos según aplicación, son resistentes a la intemperie y a la corrosión, se pueden instalar tanto en interiores como en exteriores.



Beneficios de estas cerraduras

Dentro de las ventajas que tienen las cerraduras electromagnéticas es que no sufren desgaste ya que carecen de partes móviles, no se utilizan llaves para accionarlas, son muy bien aceptadas en lugares en donde hay un gran tránsito de personas.
La instalación de estas cerraduras se realiza con facilidad, se coloca la placa al marco de la puerta fijándola con tornillos, luego se monta la cerradura a la placa y se fija con tornillos.
Luego se monta sobre la puerta la pieza polar que debe coincidir con la cerradura.
Todos los elementos de colocación y accesorios se encuentran en el kit.
Debe tener una adecuada oscilación para que las dos piezas estén correctamente alineadas.
Se debe tener en cuenta que la pieza polar no debe estar demasiado ajustada ya que de esta manera ambas piezas se combinan.
Otra de las características de las cerraduras electromagnéticas, es que son sumamente silenciosas, se abren con facilidad en casos de emergencia.
Hay que tener presente que éstas cerraduras tienen un tipo de seguridad medio, y para funcionar deben tener la corriente eléctrica permanentemente.
El complemento de las cerraduras electromagnéticas son los herrajes, la elección de éstos depende de la ubicación de la cerradura y del soporte en donde será colocada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba