estructuras de puertas correderas


Las puertas correderas son la solución ideal para crear nuevos espacios, dividiendo ambientes cuando el sistema está cerrado, y ofreciendo una sensación de amplitud, cuando las puertas están abiertas. Con solo deslizar las hojas, los ambientes se pueden unir o separar. Hay estructuras que permiten que las puertas cuando están abiertas queden ocultas dentro del bastidor.

Las estructuras de puertas correderas generalmente quedan integradas a la pared, y se pueden adaptar a todo tipo de puertas u hojas estándares. Las puertas correderas son mucho más funcionales que las tradicionales, ya que éstas impiden aprovechar el espacio que ocupan mientras están abiertas, en cambio las correderas no ocupan ningún lugar, y por este motivo se logran decoraciones mucho más creativas.

estructuras de puertas correderas
Las estructuras de puertas correderas suelen ser metálicas

Entre las estructuras que se conocen están las que se hacen para una sola hoja, ésta cuenta con un marco alrededor de la apertura de la pared y en un lateral de dicha estructura se encuentre el hueco en donde entra la hoja al abrirse. Estas estructuras se colocan tanto en paredes revocadas como en paredes de yeso. Estas puertas son ideales para baños, cocinas, y recamaras. La estructura para hoja doble es similar a la primera pero con la diferencia que tiene el hueco en los dos laterales. Estas puertas se usan para dividir ambientes o separarlos. Hay un tipo de estructura muy funcional que sirve para instalar hojas opuestas, es decir de dos ambientes diferentes, se coloca la estructura en el medio, y las puertas tanto de un ambiente como del otro utilizan el mismo hueco para ocultarse.



Para colocar una estructura de puertas correderas, primero se definen las medidas de la estructura, el material con que están hechas es generalmente de metal, se coloca un perfil superior en las estructura de metal y luego se acopla a un montante de madera, se calculan las distancias de separación, para lograr alinear la estructura, después la estructura se fija en la pared, generalmente se coloca una malla fina entre la pared y la estructura, para que no se produzcan grietas o rajaduras. Las estructuras son viables también en paredes de yeso. Luego, se coloca en la parte superior  las guías y las roldanas que sujetan las hojas, y en la parte inferior, las guías de desplazamiento.  Dentro de las estructuras puertas correderas  están las de medidas estándar y también se fabrican en medidas especiales, con respecto a las dimensiones.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba