motores para persianas domésticas

Si bien los modelos clásicos de persianas, tanto exteriores como interiores suelen tener un mecanismo manual, comúnmente con cinta, muchas empresas fabricantes prefieren elegir un mecanismo automático para mayor comodidad de las personas. Las persianas automáticas funcionan con un motor especial que generalmente tiene unos 35 mm de diámetro, y si hablamos de motores estandarizados, los mismos son capaces de levantar hasta unos 15 kilo gramos de peso sobre un eje de 40 mm.

La mayoría de los motores para persianas domésticas cuentan con accesorios los cuales son: la corona, la polea, un soporte para el motor, y resulta ideal para cortinas roller e incluso para pantallas de proyección.  Cuando pensamos en un motor, lo primero que se nos viene a la cabeza es el ruido que los mismos ocasionan. En este caso, el mismo es mínimo, además la mayoría de los modelos modernos estan hechos para que sean motores de bajo consumo y de esa manera no gastan demasiada energía.

Los detalles

También, la mayoría incluye una protección térmica incorporada lo cual es ideal para que el mismo no re-calienta, aunque lógicamente no se lo usará prolongadamente sino, cuando se lo necesite, es decir, cuando el cliente requiera subir y bajar su persiana.

motores para persianas domésticas
Los motores para persianas domésticas suelen ser tubulares

Algunos detalles importantes a tener en cuenta si quieres comprar uno o más motores para persianas domésticas tiene que ver con que la caja de reducción suele estar construida con acero, desde la sección más rápida hasta la sección más lenta. Al mismo tiempo, se encuentra bien lubricada para asegurar que trabaje debidamente con el mínimo ruido posible y al mismo tiempo para que tenga una larga vida de funcionamiento. Otro punto importante a destacar es que los motores para persianas cuentan con un freno eléctrico que asegura la retención e inmovilidad de la misma cuando el motor se encuentra detenido.

Generalmente no presentan problemas de funcionamiento hasta entrados muchos años de uso y cabe destacar que en este caso, las reparaciones debe hacerlas un electricista experto en este tema. Si hablamos de los precios, los mismos son bastante accesibles considerando que estamos hablando de un producto que facilita considerablemente la tarea de subir y bajar las persianas, por lo que es un producto muy práctico. Generalmente dependiendo de la marca y las características, pueden costar entre 100 y 200 dólares, si mencionamos modelos estandarizados, pero en el caso de que sea algún modelos especial o con otras características extras a las que mencionamos, puede costar unos 350 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba