persianas de interiores


Las persianas interiores, difieren de las del exterior, principalmente porque éstas se colocan con un motivo más bien decorativo, y estético, que de seguridad como lo son las del exterior, además las que están colocadas del lado de afuara tienen que preservarnos de la luz del sol, de los vientos, del frío o del calor excesivo.

Las persianas  interiores son las que se colocan en la parte de adentro de los ambientes que pueden ser las del comedor, las del living, las de los cuartos, la del baño, y la cocina, así que en este sentido deben complementar la decoración interior reinante en la vivienda. En principio,  hay que decir que el mercado de la actualidad tiene de todo en cuanto a colores texturas, estilos, formas, marcas, y sistemas para colocar, pero para poder elegir lo mejor hay que tomarse el tiempo.

Complementando la decoración

El estilo de la persiana estará marcado por la decoración del ambiente en donde irá colocada, que puede ser un estilo minimalista, moderno, clásico, rústico, barroco, y los colores deben acompañar los que hay en las diferentes habitaciones. Las texturas son importantes y estas pueden tener que ver con sillones, si se trata de una sala, con los acolchados si se trata de un dormitorio, con los manteles si se trata de la cocina, y con el estilo del baño si se trata de la persiana de baño.



persianas de interiores
Las persianas de interiores son ideales para decorar tus ventanas

Con respeto a las formas, las persianas interiores pueden ser verticales u horizontales, enrollables, o estores plegadizos, plisadas, americanas, etcétera. Lo cierto es que hay mucha variedad en el mercado, y todos encontramos el estilo y la forma adecuada o que se adapte a nuestros ambientes. Para las persianas interiores, los sistemas más elegidos son los enrollables, porque es un sistema que no ocupa demasiado espacio, con lo cual nos permite una bajada y una elevación óptima. ¿Cuáles son los materiales más usados en las persianas  interiores?, el PVC, las telas, el aluminio, o en muchos casos varios de ellos, juntos.

Hay que tener en cuenta que los materiales que elijamos deben ser muy sencillos de mantener limpios, y que permitan que por lo menos una vez por semana las limpiemos. Otro de los temas a tener en cuenta,  es que al estar en una ventana que le da el sol la mayor parte del día, puede ocurrir que la persiana se decolore y esa no es la idea, así que estate atento al material que escojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba