persianas metálicas para casas

Tipos de persianas metálicas para casas



Las persianas son un tipo de cobertor de ventanas que  van en el interior o el exterior de las mismas, dependiendo del tipo de persiana que sea. Sus funciones específicas son las de controlar el paso de la luz, la temperatura y la privacidad, pero con el advenimiento de una gran gama de diseños, estilos y materiales, también se puede decir que tienen una función secundaria de decoración. Además, las persianas metálicas se usan mucho para cerrar tiendas y así protegerlas de robos. El material más común usado para persianas metálicas para casas, es el aluminio.

Este metal es el preferido para la industria, ya que es muy liviano, muy flexible y muy durarero, características que ha tentado a la demanda de persianas para que sean más ligeras de colocar y manejar, y por supuesto, para que duren mucho tiempo afuera, aguantando los azotes del clima y resistiendo, expuestas al mismo, todos los días durante muchos años.



persianas metálicas para casas
Diferentes modelos de persianas metálicas para casas

Las barras que forman parte de las persianas metálicas para casas son las que cambian de dirección, horizontal o vertical, para abrirse o cerrarse, correspondientemente. Estas, al ser de aluminio, son muy lisas, por lo que no son fáciles de ensuciar y la otra ventaja, es que son muy fáciles de limpiar. Aunque su limpieza no demanda mucho tiempo, es importante que protejas la persiana del óxido y evitar su corrosión. Siendo una opción muy económica en cuanto a persianas, se han ido haciendo lugar en cada vez más casas y le dan un aspecto muy moderno, pudiendo elegir el color metálico propio de la material prima, o toda la gama de colores que van desde el blanco al negro. Las barras vienen en diferentes largos y anchos, por lo que es fácil adaptar una persiana a las medidas que necesites. La ventaja de las persianas, es que  tapan o descubren la ventana.

Con las barras en horizontal, la luz y la visión será moderada, media podríamos decir. Con las barras verticales, cerramos la ventana y puede ser en dos ángulos de barra diferentes. Luego, podemos levantar la persiana y dejar la ventana totalmente descubierta para que entre toda la luz y la brisa. Las persianas pueden levantarse apilándose las barras hacia arriba, o enroscándose hacia el barral donde queda oculto, sistema que puede acarrear problemas mecánicos en el futuro.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *