puertas correderas de madera


¿Estamos cansados de nuestras antiguas puertas interiores? ¿Creemos que es tiempo de cambiar, remodelar, modernizar? Las puertas correderas son nuestra solución ya que además de ser sumamente elegantes, modernas y decorativas son prácticas, cómodas y livianas. Si ya hemos tomado la decisión de instalarlas, lo que debemos hacer ahora es decidir de qué material serán ya que en el mercado, podemos encontrarlas en distintas versiones según su material como madera, metal, PVC, vidrio o cristal.

Tipos de madera más utilizados

Si estamos acostumbrados a lo clásico y en nuestros ambientes predominan los colores ocre, blanco o marrón con objetos decorativos más bien rústicos, las puertas correderas de madera son la mejor opción. Como sabemos, hay distintos tipos de madera, cada uno de ellos presenta una calidad mejor o peor que otras por eso es que deberemos decidir qué tipo de madera y por ende qué calidad estamos buscando.



puertas correderas de madera
Las puertas correderas de madera son super estéticas

Las puertas correderas de madera pueden ser de pino, algarrobo, sauce, olmo, álamo, olivo, lapacho, etcétera. Las maderas de mejor calidad y más resistentes son las de algarrobo debido a que se trata de un árbol sumamente robusto, fuerte y pesado. Por eso es que mucha gente prefiere elegir otro tipo de madera, ya que consideran que dichas puertas son muy pesadas y buscan más ligereza y comodidad. Una opción intermedia podría ser el pino, que es sumamente resistente y de buena calidad pero a la vez liviano. Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es si las puertas correderas de madera será empotradas o no. Una cuestión que tendremos que ver es el grosor de la pared donde deseemos empotrar dicha puerta.

Para que este trabajo pueda realizarse, el grosor debe superar los doce centímetros, de lo contrario no podremos empotrarla pero lo que sí podremos hacer es colocarlas mediante un riel que se extenderá en la pared con las medidas exactas de la puerta corredera. Las empotradas se deslizan horizontalmente hacia la izquierda o a la derecha para abrirse o cerrarse pero también podemos optar por elegir las puertas correderas de dos láminas empotradas en donde cada una de ellas se abre hacia los lados contrarios con la ayuda de los picaportes, manijas o tiradores. Ahora bien, si optamos por no empotrarlas porque nuestra pared no cumple las condiciones, será necesario que elijamos una madera lo más liviana posible para evitar que dicho riel no soporte y se rompa, provocando que la puerta se caiga.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba