El PVC es uno de los materiales más utilizados en la actualidad en lo que respecta a construcción, y eso no es casual, sino que años de estudio,  determinaron que éste,  como otros materiales medianamente nuevos del mercado, tiene muy buenas respuestas en cuanto a resultados en lo que respecta a  la construcción. Las puertas correderas de PVC, en este caso, son excelentes para lugares en los que la humedad está presente, porque como sabemos el PVC, es un material que no se corroe, y es muy utilizado en muchos espacios de  obra por este motivo, además es muy resistente, y tiene mucha durabilidad, es económico, posee poco peso, y con los nuevos diseños, podemos encontrar muy lindos modelos de puertas y marcos de ventanas con este material, además claro está,  en caños de desagüe, en cortinas, en piscinas, y otros elementos que ya conocemos.



puertas correderas de pvc
Muchas puertas correderas de PVC son de color madera

De la misma forma que encontramos  las puertas correderas de PVC, podemos encontrar puertas plegadizas del mismo material, que son la solución también para espacios muy reducidos en los que no se permite una apertura de una puerta común. Estas puertas,  pueden tener vidrios repartidos,  o ser completamente de PVC, con lo cual el peso será mucho menor, para tal caso se usa el acrílico en lugar de vidrio para que no aplicar peso a ciertos lugares. Así,  estas puertas se han convertido en una verdadera solución para cerramientos internos de la vivienda, de la oficina, o del comercio. No creamos que las puertas correderas de PVC, son débiles o no son aislantes acústicos, nada de ello, cuando éstas se encuentran cerradas como corresponde,  actúan como cualquier puerta común. podemos ver los nuevos modelos de puertas de PVC en los catálogos de empresas especializadas.

Éstas publican sus productos, fotos y características en los portales de Internet, allí podremos observar varios exponentes muy modernos para todos los ambientes de hoy. Los precios no son elevados para nada, y pueden costarnos tanto,  o igual que cualquier puerta de madera que coloquemos, de las mismas medidas, desde luego. El mantenimiento de estas puertas, es nulo, solo de limpieza, y esta es muy simple, paños humedecidos con agua y detergentes comunes,  bastarán  para que reluzcan de limpias y pulcras. Los colores son muy variados, las encontramos en blanco, en gris, en color hielo, en marrón chocolate, en beige, entre otros; también poseen distintos acabados de acuerdo a las ambientaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba