Por lo general las puertas que dan hacia el exterior del hogar no son correderas debido a que son muy fáciles de abrir y por cuestiones de seguridad es mejor colocar una puerta del tipo convencional con picaporte, manija o tirador. Las puertas correderas exteriores son más comunes de ver en las de entrada al garaje delantero y se trata de una gran puerta que generalmente se extiende a varios metros de ancho. Si queremos reemplazar los antiguos portones o puertas del exterior del hogar, lo que debemos hacer es comenzar a pensar de qué material serán las puertas nuevas.

Materiales

El mercado nos ofrece muchas opciones pero la mayoría de las personas para mayor seguridad elijen las metálicas ya sean de acero o de aluminio o también las fabricadas en maderas fuertes y robustas. Una vez que hayamos decidido qué tipo de puertas correderas para exteriores deseamos, debemos tener en cuenta otro aspecto que es el de si las mismas estarán o no empotradas. Para optimizar y ahorrar los espacios, será mejor que sí las empotremos ya que cuando abrimos las puertas las mismas se introducen dentro de la pared sin ocupar espacio alguno.



puertas correderas exteriores
Las puertas correderas exteriores son muy convenientes

Ahora bien, si disponemos de mucho espacio y preferimos no empotrarlas ya sea porque no disponemos del grosor necesario de pared como para hacerlo (Mínimo de 12 centímetros) o por otra cuestión particular, podemos optar por instalar puertas correderas mediante rieles. Si hemos optado por esta alternativa, tendremos en cuenta que será necesario contar con el espacio que ocupa exactamente dicha puerta o portón en uno de los lados (izquierda o derecha) hacia donde se desplazará horizontalmente la misma. En dicho espacio se instalará el o los rieles que permitirán el desplazamiento de la puerta. A su vez, las mismas contendrán rueditas que ayudarán a que puedan moverse sin problemas. Para mayor comodidad, lo que hacen muchas personas con sus puertas correderas exteriores es automatizarlas, es decir que a través de la instalación de equipos electrógenos podremos manejar nuestras puertas exteriores mediante control remoto.

Dicho control remoto es tan pequeño como la llave para abrir un auto por eso es que lo mejor será colgarlo del llavero del auto y cuando estamos por ingresar a nuestro hogar ya dar la orden para que el mismo vaya abriéndose. Es una muy buena opción que nos brinda no solamente comodidad, si no también seguridad sin embargo, equivale a un presupuesto extra que debemos estar dispuestos a afrontar, si es que no queremos manejar dichas puertas manualmente.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba