puertas correderas sin obra

Las puertas correderas sin obra son más prácticas que las puertas abatibles, sobre todo para los espacios pequeños, la instalación se hace a través de un sistema de guías, por el cual se evitan las obras. Además con esta simple colocación  se pueden aprovechar las puertas tradicionales,  que anteriormente estaban colocadas. Hacer este cambio resulta bastante fácil, ya que se coloca un riel en la pared, que generalmente tiene el tamaño del doble del ancho de la puerta, y en la parte superior de la puerta se le coloca un sistema de pequeñas ruedas, para que se desplacen por dicha guía.

Para interiores y exteriores

puertas correderas sin obra
Sistemas de las puertas correderas sin obra

Para utilizar la puerta anterior, se saca y se cubre el área  de los herrajes, colocándole una moldura, luego la madera se lija y se le da el acabado que se desee, el nuevo herraje que se le coloca, equivale al que se utiliza para la apertura y cierre de las puertas correderas. Se debe tener en cuenta que estas puertas correderas sin obra no quedan empotradas dentro de las paredes sino que quedan apoyadas en forma paralela, sobre las mismas.

Las puertas correderas sin obra, permiten realizar decorados con estilos, y con muy bajo presupuesto. La separación de espacios, que no requieren obras gracias a estas puertas, es la solución excelente para lograr un ambiente doble cuando están cerradas y un espacio muy amplio cuando se abren. Hay puertas correderas para exteriores que tampoco demandan ningún tipo de obra, y al estar visibles sobre la pared se puede considerar un elemento decorativo, por este motivo, las puertas sin obra se eligen con diseños muy atractivos. Son de muy fácil, y rápido montaje pueden estar instaladas o sujetas a la pared como también al techo. La puertas correderas que van empotradas en la pared requieren de obra, esa sería la diferencia entre ambas. Hay una gran variedad de modelos que se adaptan a todos los estilos y que sirven para varios usos, según el que se les quiera dar, por ello es importante visitar los sitios de internet en donde se encuentran los catálogos con las informaciones al respecto. Están hechas en diversos materiales, como madera, metal,  acristaladas, espejadas, laqueadas, y muchas más. Hay modelos de puertas acristaladas que tienen perfiles de acero inoxidable, que le dan una terminación moderna y con un muy buen acabado, esta opción se está teniendo en cuenta para lugares en donde se necesita una mayor luminosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba