puertas correderas


Las puertas correderas son la mejor opción si es que queremos separar un ambiente interno del hogar, de otro. Se trata de un tipo de puertas muy cómodo y liviano, ya que se abre o se cierra de acuerdo para el lado que la desplacemos, se abrirá desplazándola horizontalmente y se cerrará desplazándola de la misma manera pero del lado contrario. Pueden instalarse para separar ambientes dentro del hogar, para separar el jardín de la casa o el garaje o también como sistemas de apertura para la mueblería como las cómodas, placares, cajones, armarios, etcétera. Si hablamos acerca de la historia de las puertas correderas, podemos decir que las primeras comenzaron a fabricarse en la época de los romanos en el siglo I después de Cristo.

puertas correderas
Las puertas correderas quedan bien en cualquier ambiente

Después de tantos años de ver la misma decoración, estilo arquitectónico y puertas y ventanas ya antiguas, es probable que comencemos a pensar por qué tipo de puertas reemplazarlas. Un estilo arquitectónico de hogar que sea original se conforma de nuestro buen gusto por eso es que debemos ahondar en el mercado e investigar acerca de los distintos tipos, diseños y modelos de puertas que se nos ofrecen hoy en día. Si optamos por las puertas correderas debemos saber que estamos optimizando los espacios con tendencias sumamente modernas. Ahora bien, dentro de los distintos tipos de puertas correderas podemos encontrar diversos materiales como madera, PVC, metal, vidrio o cristal. De acuerdo a la decoración y estilo que predomine en los distintos ambientes del hogar, podremos definir perfectamente qué material y qué tipo de puerta corredera deseamos.



Para el living comedor, podremos optar por las correderas de cristal o vidrio que permiten que circule la luz desde un ambiente hacia otro. Para los dormitorios será mejor que elijamos puertas correderas de madera o de PVC que una vez cerradas no permiten en lo absoluto el paso de la luz.

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es si las puertas poseerán o no trabas que las fijen contra la pared ya que al ser tan livianas pueden abrirse completamente en cuestión de segundos y la verdad es que por cuestiones de seguridad y/o privacidad será mejor que optemos por colocar, aunque sea, una pequeña traba o también conocidas como pasadores. Pueden instalarse en el baño, en el living comedor, en los distintos dormitorios, en la sala de estar, en la habitación de estudio o en los ambientes que deseemos ya que este tipo de puertas son de fácil instalación y se adaptan a cualquier tipo de pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba