puertas de acero inoxidable

Si estamos pensando en remodelar nuestro hogar y brindarle mayor seguridad a los nuestros, debemos saber que las puertas de acero inoxidable son la mejor opción ya que cubren estas dos necesidades: Son estéticas, elegantes pero a la vez sobrias y son sumamente resistentes a cualquier tipo de impacto, a las inclemencias constantes del clima e incluso al fuego. Es muy común ver edificios cuya puerta principal es de acero inoxidable y esto es por lo que decíamos anteriormente, por cuestiones de seguridad. Por lo general, cuentan además con un vidrio grande a modo de ventana que permite ver desde el interior hacia el exterior y viceversa.

¿Son convenientes?

Los encargados de dichos edificios suelen tener sus escritorios frente a dichas puertas para poder visualizar y controlar mejor quién entra y quién sale a los departamentos. Las puertas de acero inoxidable, también son muy comunes en cocinas de grandes, medianas y pequeñas restaurantes y son las que separan el salón de la cocina. Son puertas muy grandes que se abren de par en par y por lo general se denominan automáticas, correderas y además son herméticas.

puertas de acero inoxidable
Las puertas de acero inoxidable se usan mucho en grandes edificios

Las mismas se abren cuando la persona que está de un lado la empuja y se cierran cuando ya caminó hacia el otro extremo. Otros modelos de puertas de acero inoxidable de este tipo, cuentan con barras metálicas gruesas que se extienden verticalmente en el centro de la puerta hacia un costado, a modo de picaporte. Es una baranda mucho más práctica que nos permite abrir la puerta más rápidamente, por eso es ideal para lugares en donde se necesita agilidad: quirófanos y restaurantes. Por lo general, podemos encontrarlas en quirófanos en donde contienen, en la parte extrema superior, una pequeña ventana cuadrada, rectangular o redonda en cada una de las dos puertas para poder visualizar desde adentro hacia afuera o desde afuera hacia adentro. Ahora bien, si hablamos específicamente de puertas de acero inoxidable, debemos decir que son las más resistentes del mercado, son fuertes pero a la vez livianas, duran en perfecto estado por más de veinte años.

Además, no debemos dejar de saber que el mantenimiento que necesitan es realmente mínimo, con una o dos veces a la semana que higienicemos las puertas con un trapo húmedo o con algún producto especial anti desgrasante, será suficiente. En los quirófanos, por cuestiones de higiene a los pacientes, la limpieza se realiza de manera constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba