puertas de madera para exterior


Las aberturas de una vivienda no son un detalle, todo lo contrario, son funcionales y deben estar a la altura de la decoración de una vivienda, por ello cuando elegimos los marcos de las ventanas o las puertas para nuestro hogar, debemos ser muy cuidadosos en la elección.
Las puertas de madera para exterior es una de las mejores alternativas si debemos optar por un tipo de puerta, esto se debe a que las características de la madera son muy buenas y conllevan a una gran cantidad de beneficios.

puertas de madera para exterior
Las puertas de madera para exterior duran mucho tiempo

Podemos decir que existen tres grandes razones por las cuales elegir puertas de madera para exterior y no de otro material, la primera de ellas se relaciona con la durabilidad. La madera es noble pero también se caracteriza por tener gran durabilidad, esto se debe a que son previamente tratadas con los químicos necesarios para que pueda soportar las inclemencias del tiempo como el frío, las lluvias, el calor, el granizo, etc.
Además, estos químicos refuerzan la resistencia contra otros agentes como son los hongos, los insectos y la humedad. La madera no se abolla o se daña fácilmente y este no es un dato menor.
La segunda razón por la cual elegir las puertas de madera para exterior es su valor; muchos piensan que las puertas de madera son caras, pero lo cierto es que por todas las prestaciones que ofrece, su precio no es tan elevado.
Una puerta de madera ofrece estética, acabados, seguridad y durabilidad, y si comparamos todo aquello con los precios actuales, son bastante accesibles. Por último, la tercera razón que hace que una puerta de madera para exterior sea la mejor elección, es la estética.
Las puertas de madera para exterior denotan elegancia y refinamiento, posee un aspecto dominante y se lo transmite a la fachada.



Mantenimiento

Los agentes climáticos pueden llegar a dañar la madera, como también la acción humana, por ello es necesario realizar un mantenimiento de las puertas de madera para que su vida útil se prolongue un poco más.
Si el acabado de la puerta se encuentra muy dañado, hay que quitarlo, para ello aplicaremos una capa de decapante y luego que haya actuado, lo retiraremos con una espátula sin presionar para no dañar la madera.
Las molduras de la puerta también necesitan del decapante, una vez que éste haya sido aplicado, se deberá lijar su superficie y una vez lijada, se procederá a pintar o barnizar la puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba