puertas metálicas de exterior


Las puertas del exterior del hogar deben ser de buena calidad como atributo fundamental, ya que recordemos que lo principal es nuestra seguridad y la de nuestra familia. Las puertas metálicas de exterior son una de las más resistentes y de mayor calidad del mercado, al igual que las de maderas fuertes y robustas como roble o algarrobo.

También será necesario que los herrajes sean de buena calidad, no solamente la puerta en sí. En el mercado, podemos encontrar diferentes diseños y modelos de puertas metálicas de exterior y lo que como primera medida debemos tener en cuenta son los colores y el estilo de puertas que elegiremos ya que la idea es que combine con el “look” predominante en el exterior del hogar, nos referimos a las paredes y ventanas.

Según el estilo de tu hogar

Si el estilo de nuestro hogar es del tipo industrial, ésta es la mejor opción que podemos elegir. Son resistentes no solamente a las inclemencias del clima como el granizo, las lluvias, inundaciones y rayos de sol, sino que además al fuego, por eso es que decimos que son la mejor alternativa para puertas de exterior como así también de interior.



puertas metálicas de exterior
Las puertas metálicas de exterior son muy resistentes

Ahora bien, debemos saber que las puertas metálicas de exterior pueden ser de dos materiales bien definidos: El acero y el aluminio. Acerca del primer tipo de puertas diremos que se trata de las más resistentes tanto a fuertes impactos como a las inclemencias del tiempo repentinas y agresivas. El mantenimiento que requieren no es muy costoso, a pesar de que debemos estar al tanto de ello, no requieren de limpieza y cuidados constantes. Si vivimos en zonas de mucho frío o mucho calor, las puertas metálicas para exterior son muy aconsejables ya que se caracterizan por su aislamiento térmico.

Otra de las ventajas de las puertas de acero es que son sumamente versátiles, dicho material nos permite pintarlas y personalizarlas de acuerdo al color que deseemos. Las puertas de aluminio son muy resistentes a la corrosión y al igual que las anteriores, no requieren de un mantenimiento constante.

También son óptimas para el aislamiento térmico desde el exterior hacia el interior, por eso es que son la mejor opción si vivimos en una zona en donde hace mucho calor en verano o mucho frío en invierno. Podemos encontrarlas en diferentes tamaños, pesos y diseños por eso es que lo mejor será ahondar en la oferta de mercado y decidir por la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba