aberturas de calle tradicionales


En el mercado existe una gran variedad en herrajes y accesorios para completar la decoración de las aberturas de calle tradicionales.
En el caso de las puertas antiguas, los más típicos son los de hierro forjado, en color negro mate, como por ejemplo rejas, clavos, pernos y pasadores envejecidos, pero también los hay en bronce y otras aleaciones especiales.
Hay carpinterías que se dedican especialmente a la fabricación de aberturas de calle tradicionales únicas y completamente artesanales, con la estética especial que les da el hecho de haber sido hechas a mano.
Así se aseguran de cubrir todas las expectativas de sus clientes y darles la distinción que buscan al encargar una puerta de entrada antigua artesanal para su casa.
En esos talleres se utilizan técnicas de trabajo antiguas, ya en desuso por el tiempo y dedicación que insumen, y no solo construyen desde cero, sino que también restauran y recomponen aberturas de calle tradicionales en mal estado.
Para ello se valen de técnicas especiales, que incluyen desde maderas de pino tratadas con chorros de arena para extraer grietas hasta la aplicación de ceras, barnices, la aplicación de herrajes de forja y clavos antiguos.
De la misma forma, también hay herrerías que hacen trabajos similares en hierro forjado.



Únicas en su estilo

Los herreros no sólo se dedican a la forja del hierro para aberturas de calle tradicionales, sino que también hacen rejas, protecciones para piscinas, balcones y escaleras.
También muebles de jardín, lámparas antiguas para exteriores y los detalles en hierro tan típicos de las puertas antiguas.
Estos tipos de aberturas de calle tradicionales tienen naturalmente un costo bastante más elevado que las ofrecidas por las fábricas de puertas convencionales, ya que se trata de productos de altísima calidad de muy larga vida útil.
Además estas puertas son únicas en el mercado por la participación activa de los clientes en sus diseños.
En lo que a la seguridad de las puertas concierne, las aberturas de calle tradicionales de alta seguridad llevan en su interior placas de acero galvanizado, aumentando con la incorporación de este material la resistencia de la puerta contra golpes con mazas o arietes.
Además, traen cerraduras especiales con sistemas antihundimiento de pestillos y ganchos, mecanismos de autobloqueo, bisagras invisibles y varios puntos de anclaje.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba