abrepuertas eléctricos para puertas correderas


Los abrepuertas eléctricos para puertas correderas son dispositivos que permiten el desbloqueo a distancia de cualquier cerradura a través de un mecanismo económico y simple que consiste en pulsar un botón. Estos sistemas son muy utilizados como portones o puertas de garajes, entradas a oficinas o a lugares con acceso restringido.
Los abrepuertas eléctricos para puertas correderas son sistemas que se instalan en los marcos de las puertas correderas. Cuando se emplean en los porteros eléctricos, es posible activarlos mediante teléfonos o sistemas de monitoreo y permitir así la entrada de visitantes al edificio. La mayoría de los abrepuertas eléctricos para puertas correderas son empotrables en marcos de madera y/o metálicos.
En estos últimos años, ha habido grandes avances tecnológicos en este campo. Los sistemas eléctricos de control de acceso han avanzado desde la clásica cerradura con una llave hasta sistemas electrónicos muy desarrollados como los biométricos y las puertas automatizadas.
Hoy en día existen los abrepuertas eléctricos accionados mediante la introducción de un código secreto que desbloquea la cerradura y permite el acceso, así como también los sistemas que permiten la entrada mediante diferentes tipos de tarjetas magnéticas.
Los abrepuertas eléctricos para puertas correderas más modernos poseen lectores de huellas digitales.
Estos sistemas controlan el acceso físico mediante un escáner que lee y almacena las huellas dactilares de las personas que tienen permitido el paso y las convierte en un código numérico. Una persona recibe el permiso de entrada solo si la huella escaneada coincide con alguna de las registradas.



Los sistemas más clásicos se desbloquean automáticamente al interrumpirse el suministro de corriente. En general los abrepuertas eléctricos para puertas correderas se alimentan con 12 V de corriente continua.
Vale aclarar que todos los abrepuertas eléctricos a corriente continua vienen con protección electrónica, lo que permite que la conexión eléctrica no se polarice. Esta protección elimina las variaciones y los picos de tensión que pueden dañar los mecanismos de control de los accesos.
Es importante prestar atención durante la instalación de los abrepuertas eléctricos para puertas correderas que el pestillo de la cerradura convencional no ejerza ningún tipo de presión sobre el pestillo eléctrico. Si el sistema está mal instalado, se puede llegar a anular el abrepuertas eléctrico.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba