modelos de puertas correderas rústicas


Existen actualmente diferentes modelos de puertas correderas rústicas para colocar en los diferentes ambientes de nuestro hogar. Como bien sabemos, el estilo rustico se caracteriza por ser muy cálido y acogedor, el elemento que debe predominar es la naturaleza.
En efecto, el contacto con lo natural debe presentarse como un elemento fundamental dentro de esta corriente estilística, y por esta razón las puertas correderas rusticas suelen fabricarse casi enteramente en madera.
La madera es un elemento que acompaña en todo momento a los ambientes rústicos, y muy común que las mesas, las sillas, y en todo el amueblamiento en general se encuentre fabricado en diversas maderas.
Es muy común también que las paredes y los pisos también posean ese toque de rusticidad, siendo la piedra muy difundida con este fin.
En las paredes particularmente, lo que suele son las vetas y rajaduras intencionales, la falta de revoque en ciertos sectores de la misma es también intencional, y lo que se busca es mostrar los ladrillos.
Los colores oscuros suelen predominar por sobre los claros, y las paredes y pisos también se incluyen dentro de esta gama de colores, siendo el marrón madera uno de los mas elegidos.



Sus diferentes funcionamientos

En cuanto al sistema de funcionamiento de los distintos modelos de puertas correderas rústicas, podemos encontrar dos que suelen ser los más utilizados y difundidos en el mercado.
En primer lugar, se encuentran los modelos de puertas correderas rústicas que poseen la guía de forma exterior, es decir, completamente a la vista.
Este sistema se caracteriza por poseer una guía instalada en la parte superior del tabique, y otra guía instalada en la parte inferior, siendo este sistema uno de los más económicos y de fácil instalación, aunque posee la desventaja de no poder poner amueblamiento en la parte que comprende la guía.
En segundo lugar podemos nombrar a los modelos de puertas correderas rústicas empotradas, que es aquella que al abrirse se oculta por detrás de dos tabiques que simulan ser la pared.
De esta manera, se suele ahorrar más espacio permitiendo el establecimiento de muebles en toda la habitación. Estas puertas correderas rusticas pueden tener dos hojas también instaladas a cada uno de los lados de la abertura.
En conclusión, como se pudo observar, las puertas correderas rusticas han comenzado a ganarse un espacio en el gusto de los clientes, siendo muy elegidas en el presente para decorar y proteger todo tipo de ambientes, sin necesidad de tener que gastar el preciado espacio que siempre escasea.
De esta manera, son las puertas correderas rusticas la mejor opción para todos los espacios, especialmente para aquellos rústicos: una interesante alternativa natural, cálida y muy bella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba