motores para puertas automáticas

Con el paso de los años, la evolución tecnológica se ha hecho presente en todos los rubros y sin dudas no ha dejado a ninguno de estos sin influenciar.
Es también cierto que lo más probable que cuando estemos hablando de artefactos modernos, lo primero que a las personas se le viene a la mente es una notebook, un televisor de alta tecnología, un equipo de telefonía móvil.
Asimismo existen también otros dispositivos que son muy comunes que han recibido innovaciones gracias al uso de la tecnología, este es el caso de las puertas automáticas.
Antes este tipo de aberturas era un objeto que las personas operábamos de manera manual, cada vez que teníamos la intención de salir o entrar en un cuarto o una dependencia, hoy en día esta simple acción quedado en el tiempo ya que se ha vuelto incluso más sencilla mediante un sistema de automatización.
Estas para poder cumplir con esta función utilizan motores para puertas automáticas.
Las primeras puertas automáticas del mercado y por lo tanto el primero que utilizo un pequeño motor la podíamos observar en los ascensores, después con el transcurso de los años los motores para automatizar las puertas fueron instalados en las puertas que hoy en día podemos observar en: los aeropuertos, terminales de ómnibus, edificios y casas familiares.

Mecanismos y funcionamiento

A continuación hablaremos del mecanismo de los motores para puertas automáticas. Su funcionamiento básicamente consiste en carros que son corredizos y que se encargan de soportar el colgado de las hojas de las respectivas puertas las cuales pueden estar confeccionadas en madera, aluminio o cristal templado o del material que fuere.
El arrastre de dichos carros proporcionado por los motores para puertas automáticas, se ejecuta por medio de una correa dentada de goma, conocida también con el nombre de correa motriz, ésta se acciona por un motor de 24 volts.
Para que la apertura de la puerta en sí, se haga automáticamente y que pueda utilizarse como cualquier sensor que tenga un contacto abierto o un pulsador como en la mayoría de las veces observamos; y el cierre de la misma también se realiza de forma automática.
Todos los movimientos se controlan por un sistema numérico evitando desajustes, su sistema está provisto de dos velocidades y un freno o bloqueo y velocidad final; todas las puertas automáticas cuentan con distintos sistemas de seguridad.
Los motores para puertas automáticas cuentan con una barrera infrarroja que es la que se encarga de impedir que la puerta o las puertas depende, se cierre si alguna persona está pasando en ese momento, su apertura antipático actúa en caso de que alguna persona toque las hojas móviles de la puerta mientras ésta se está cerrando.
Y por último, estas puertas automáticas describen con un bloqueo general en el sistema el cual se manifiesta si sucede algún tipo de falla en el mecanismo de los motores para puertas automáticas esto se debe a falencias en los ciclos de apertura o cerrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba