problemas en los pestillos para puertas de aluminio


Los problemas en los pestillos para puertas de aluminio más comunes que suelen afectar a los mecanismos que conforman los pestillos son, por ejemplo, los atascamientos o roturas. Los mismos son principalmente debidos al paso del tiempo.
Los pestillos para puertas de aluminio tienden con mayor frecuencia a presentar estas dificultades en las puertas interiores de las casas. Una solución puede ser la realización de algunas remodelaciones, pero en general es mejor optar por algún otro mecanismo.
Uno de los problemas en los pestillos para puertas de aluminio que suelen presentar es que las puertas no cierren bien o se atasquen, que tengan imperfecciones por algún encorvado de la puerta, que presenten averías mecánicas, que el pestillo se mueva del anclaje o una mala alineación de la puerta con respecto al marco.
En el caso de observarse una obstrucción que le impida su movimiento, es decir, en caso de atascarse, se lo deberá desmontar y verificar si la causa son desechos en su interior y controlar la lubricación de los herrajes.
Si el problema es la alineación de la puerta lo que se debe hacer es sacar la puerta, y colocar arandelas en las bisagras hasta que alcance la altura adecuada.
Si en cambio el pestillo para puertas de aluminio se corrió con respecto al anclaje, se deben retirar los tornillos de sujeción y llenar esos agujeros con, por ejemplo, un taco de madera y luego volver a colocar las bisagras, atornillándolas sobre los huecos rellenos.
La encorvadura de la puerta también se puede solucionar. Primero se desmonta la puerta y se la coloca sobre un par de caballetes con la zona abombada hacia arriba. De esta forma se logra corregir el defecto.



Las puertas exteriores más comunes son las de aluminio. Esto se debe a las características del material: es más liviano que la madera y el hierro, soporta muchísimo mejor que los demás materiales la radiación del sol, la lluvia, etc., y tiene propiedades anticorrosivas como ningún otro metal. La vida útil del aluminio es realmente muy extensa, aún con muy bajo mantenimiento.
Al ser las superficies tan lisas, no permite la adherencia de polvo y otras partículas, por lo que es de muy sencilla limpieza.
Otra opción son los pestillos para puertas de aluminio eléctricos. Los mismos abren una cerradura estándar liberando el pestillo de manera eléctrica, controlado por los controladores de accesos. Este tipo es muy común y económico.
Otro de los problemas en los pestillos para puertas de aluminio son los pestillos eléctricos ya que ofrecen un grado de seguridad relativamente bajo. Los pestillos para puertas de aluminio eléctricos son la solución ideal para instalaciones simples, en las cuales se emplea una cerradura ya existente. Generalmente se instalan sobre el marco de la puerta, comúnmente embutido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba