puertas correderas de aluminio


Las puertas correderas de aluminio son la solución ideal a los problemas de aberturas ya que no solo ofrecen un costo muchísimo menor que las otras opciones, sino que también son más resistentes a cualquier tipo de inclemencias climáticas, poseen una extensa vida útil y vienen en diseños de lo más variados.
Si bien las ventanas corredizas de aluminio tienen un gran nivel de aceptación, en el caso de las puertas correderas de aluminio son descartadas rápidamente.
Las puertas correderas no sólo ofrecen mayor comodidad y funcionalidad que las puertas tradicionales sino que también ayudan a ganar espacio.
Actualmente en el mercado se puede encontrar una amplia oferta en puertas correderas de aluminio, madera o vidrio tanto para exteriores o interiores, macizas, huecas, blindadas, o cual sea la necesidad del cliente.
Las puertas correderas de aluminio brindan además una excelente aislación acústica y protegen ambientes tanto del frio como del calor.
Cualquier entrada puede reemplazarse por una puerta corredera de aluminio. Hoy en día se fabrican puertas con diferentes mecanismos cada vez más eficientes, más silenciosos y de fácil de manejo. El sistema más común y simple sólo requiere de una guía externa.
De esta forma se evita la obra de remodelación que requiere la construcción de un tabique para esconder la puerta abierta dentro de la pared.
Esta solución es ideal para en caso de remodelar ambientes en los cuales hasta se puede mantener la puerta ya existente y transformarla en corredera.
Una puerta corredera de aluminio integra muy bien en la comunicación de espacios como por ejemplo living y comedor o dormitorio y terraza, en donde se puede poner en práctica la combinación de un marco en aluminio con un vidrio que permita iluminar la habitación con luz natural durante el día.
La única desventaja de este sistema es que el lado de la pared por el cual se desliza la puerta debe quedar libre de muebles y objetos.



Las ventajas de este metal

El aluminio es un metal que tiene propiedades muy peculiares. En su aplicación específica en puertas correderas de aluminio, se pueden mencionar entre las diversas ventajas comparativas que presenta frente a otros materiales su bajo costo, el aluminio es sumamente liviano, por lo que las puertas correderas de aluminio son muy fáciles de manejar.
El aluminio, como todo metal, tiende a oxidarse debido a la presencia de oxígeno en el aire. Sin embargo, la capa de óxido de aluminio que naturalmente se forma durante este proceso, lejos de dañar el material, detiene la corrosión y lo protege.
Lamentablemente esta capa de óxido no está distribuida uniformemente sobre todo el material, por lo que se hace necesario someterlo a procesos químicos para homogeneizar esta capacidad autoprotectora del aluminio y aumentar su dureza, ya que es un material muy blando.
El anodizado que se le practica con ese fin produce también que el tono resultante quede integrado en el material.
Las superficies de las puertas correderas de aluminio son extremadamente lisas, por lo que no permite la adherencia de partículas de polvo, facilitando así su limpieza.
Las puertas correderas de aluminio se pueden encargar a medida, sobre todo cuando se trata de portones para garaje o depósitos industriales.
Por las propiedades mencionadas anteriormente, las puertas correderas de aluminio son las aberturas más comunes instaladas en industrias y depósitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba