puertas correderas de armarios empotrados


Las puertas correderas de armarios empotrados son muy comunes en estos tiempos, especialmente son muy frecuente su uso en los cuartos de dormir.
Son altamente recomendadas ya que nos ayudan a aprovechar al máximo el espacio que nos da nuestra habitación, sin la necesidad de desaprovechar el espacio con la apertura de una puerta normal la cual se abre hacia afuera, y no nos dará la opción de utilizar ese espacio para otro fin.
Las puertas correderas de armarios empotrados son muy practicas para este fin, ya que su sistema es muy simple de aplicar, se basa en un carril puesto en la parte superior de la abertura, y otro carril colocado paralelamente al superior en la parte inferior de la abertura del armario.
La puerta se coloca allí, y se desliza fácilmente del lado derecho hacia el lado izquierdo, o viceversa por el ancho del hueco.
Este sistema es muy común de emplear, no solamente por la cantidad de espacio que se ahorra en la habitación, sino que también es muy utilizado por que es versátil, y nos da una alta posibilidad de combinaciones y calidad combinada.
Este sistema de puertas correderas de armarios empotrados nos garantiza un sistema eficaz y de mucha durabilidad, ya que el producto con el correcto uso nos durara casi intacto por años.
Dependiendo altamente de cuál es el tipo de material que se emplee para la realización de la puerta corredera de armarios empotrados, y además es un producto que nos brinda una muy alta calidad de funcionamiento.



Variedad de materiales

Las puertas correderas de armarios empotrados suelen ser de diversos materiales, y la variedad de estos es muy amplia.
Las puertas correderas de armarios empotrados elegidas por los compradores más comunes suelen ser en primer lugar de madera,
a la madera se la puede conseguir de distintos tipos y variedades, los colores varían en altas gamas de marrones, pasando desde los muy claros a los más oscuros, siempre con tratamientos previos para que estos puedan tener una mayor durabilidad en especial se les coloca una capa de barniz y un lijado previo
El barniz puede ser de distintos grados de intensidad, variando desde barnices muy oscuros, a barnices más claros, o barnices con acabado en mate, o con acabado en brillo.
Al momento de hacer la elección queda a su criterio cual será el que mejor cambien con el decorado que tengan en su cuarto de dormir.
Otra posibilidad muy común también es puertas correderas de armarios empotrados de madera pintadas, se les coloca una capa de pintura del color que deseemos, la gama de colores que se pueden conseguir en las pinturerías es infinita, la elección dependerá completamente de la persona, y del gusto de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba