puertas correderas para naves


En el mercado de las aberturas, nos podemos encontrar con muchísimos modelos diferentes para naves, pero las puertas correderas para naves industriales, son las que más se utilizan.
Cuando nos ponemos a pensar en su inmenso tamaño entenderemos porque, estas naves son de unas dimensiones increíblemente grandes, y a su vez sus puertas y aberturas, sería imposible y completamente insólito colocar en la abertura principal de una nave industrial una puerta clásica son abertura de la misma hacia el exterior, o más insólito aun, con abertura hacia el interior.
Con ese ejemplo imaginamos que quedo más que claro el por qué del uso de las puertas correderas para naves.
Las puertas correderas para naves tienen como principal característica estética sus grandes dimensiones de tamaño, tienen una gran resistencia a todo tipo de golpes y son altamente utilizadas especialmente en los ámbitos laborales de industrias, ya que allí el paso de maquinarias personas, transportes, mercaderías, etc.
Es continuo y permanente la mayor parte del tiempo, y se necesitan sistemas de aberturas (puertas correderas para naves), que nos ayuden a acelerar el proceso de abrir y cerrar de una manera más rápida que la clásica de las aberturas.
Las puertas correderas para naves son caracterizadas por poseer una sola hoja, muy resistentes, no solo por los golpes como dijimos anteriormente, sino también por los cambios y azotes climáticos.
Ya que por lo general, estas puertas correderas para naves se encuentran en lugares amplios y descampados, ya que lógicamente un terreno de esas dimensiones en la gran ciudad seria un costo imposible de afrontar, y en las afueras es más accesible para las industrias.



Ventajas de estas puertas

Con la aplicación de una sola hoja en las puertas correderas para naves se ahorra espacio, y a su vez se disimula, ya que es muy común que en las horas de trabajo, o sea, la mayor parte del día, se deja la puerta completamente abierta de par en par, así no se obstruye el paso de los trabajadores y sus elementos de trabajo.
Estas puertas requieren de un gran mantenimiento, como dijimos anteriormente, se encuentran expuestas a grandes cambios climáticos, la erosión del viento, la luz solar constante o lluvias fuertes, etc.
El costo para mantener estas puertas correderas para naves es muy alto económicamente hablando, y se requiere de mucho personal para lograr finalizarlo.
Además, el sistema de puertas correderas para naves se trata de una hoja de material que se desliza sobre ruedas dentro de dos guías, y al realizarse este movimiento contantemente, el movimiento de las ruedas que se encuentran localizadas en la parte inferior entre la hoja y el carril hace que se desgasten las ruedas continuamente, logrando que se deterioren enormemente.
El mantenimiento de las puertas correderas para naves se recomienda que se haga a lo largo de 6 meses, o como máximo cada 8, no más de ocho meses deben pasar desde la última revisación.
Ya que si no se encuentra la puerta corredera para nave en las condiciones que corresponden, no solo la industria a cargo del lugar sufrirá de una multa, sino que además se puede crear un accidente de gran volumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba