puertas corredizas de madera

Las puertas corredizas de madera son una magnífica solución para ahorrar espacio, comunicar estancias, ocultar pasos, mantener la intimidad, e incluso se puede llegar a hacer un escritorio interno o una sala de estudio.
Se le pueden dar muchos usos. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos entre los que podremos elegir en función de nuestra necesidad y comodidad.
Las puertas corredizas de madera se presentan mediante dos sistemas de sujeción: Guía exterior: Se trata de una puerta que se desliza por una guía colocada en la parte superior y exterior del tabique.
Esta es una de las tantas soluciones rápidas y económicas que hay sobre las puertas de madera, esto es debido a su instalación, para este tipo de puertas no es necesario realizar obras de gran magnitud, tampoco es necesario realizar un cambio de puerta, por ejemplo, vemos que una puerta convencional puede llegar a adaptarse a una puerta corrediza.
Pero ¿una puerta corrediza de madera puede adaptarse a una puerta convencional? Dejaremos en incógnita esta respuesta.
Hablando de las desventajas es necesario conservar un vacío de muebles ya que este espacio será ocupado por la puerta cuando esta se encuentre abierta.
Las puertas corredizas de madera que se encuentran empotradas pueden quedar ocultas entre dos tabiques una vez que se encuentren abiertas. Pero una de las ventajas es que no necesitamos conservar un espacio de pared vacío para permitir su abertura.
Por otra parte las guías por las que se llega a deslizar, quedan ocultas entre los tabiques, y es por esta razón que tiene el inconveniente de que si se llegase a estropear, habrá que sacar el tabique para poder acceder a la correcta reparación.

Las diferentes estéticas

Dentro del tipo de puertas corredizas de madera, se encuentran diferentes tipos de estéticas: Hay un tipo que consta de una sola puerta sencilla que se oculta entre el hueco realizado éntrelos dos tabiques, es decir que se apoya sobre dicha pared a través de una guía.
Claro está que este tipo de sistema es aconsejable para poder cerrar estancias, donde dicho espacio es de una verdadera y vital importancia. Pero también se encuentra el tipo de Doble puerta:
Este sistema consiste en tener dos puertas corredizas de madera, que se llegan a esconder una de cada lado, esto es entre el hueco de paso, entre los tabiques (dos), o sobre cada uno de ellos, esto es en el supuesto caso de que sea con una guía exterior.
Esto es ideal para separar dos ambientes que en determinadas ocasiones conviene que estos espacios permanezcan unidos, por ejemplo podemos llegar a citar al salón del comedor o la cocina de nuestra oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba