puertas de calle francesas


A la hora de decorar y suministrar a nuestras casas un estilo que refleje nuestra personalidad y gustos, los detalles más importantes son las puertas y ventanas.
Una forma muy sencilla de maximizar la entrada de luz natural es colocar puertas de calle francesas y ventanas del mismo estilo.
Las puertas de calle francesas no sólo mejoran la iluminación y la apariencia de un hogar sino que también son un práctico acceso a la casa y una cómoda conexión entre comedores y jardines o patios.
Durante las épocas más cálidas del año las puertas francesas permiten una agradable ventilación y flujo de aire en las habitaciones del hogar en donde están colocadas.
Este es el resultado de la forma de integrar los espacios interiores con el aire libre del jardín.
Las puertas de calle francesas vienen en diferentes versiones que van desde puertas simples, dobles, con hojas laterales, con dinteles, etc.
Las puertas de calle francesas de PVC son unas de las opciones más modernas de este clásico estilo de aberturas.



Una alternativa interesante

También los marcos vienen hechos con el mismo PVC que rodean los grandes paneles de cristal.
Los perfiles de estas puertas están diseñados de forma tal de permitir la integración directa del vidrio en cada elemento de la puerta, de esta manera se evitan posibles filtraciones de agua.
Esto puede hacerse mediante diseños reticulados o con cuadriculas con cristales biselados.
De la misma forma se pueden fabricar puertas de calle francesas batientes, correderas colgantes sin riel sobre el piso y puertas corredizas con hojas que se ocultan detrás las paredes.
En este último caso, es necesaria una obra especial para colocar los tabiques que ocultan las hojas dentro de los muros.
Otra opción son las puertas de calle francesas fabricadas de fibra de vidrio.
Este moderno material mantiene toda la elegancia de las puertas francesas tradicionales y ofrecen la posibilidad de pintarse en los más diversos colores adaptándose así a las preferencias individuales de cada persona.
Una opción para la decoración de las puertas de calle francesas es el agregado de vidrios coloreados, o vitreaux.
Estos cristales pueden ser protegidos mediante un vidrio interior de seguridad.
La fibra de vidrio de alta calidad las hace mucho más resistentes a los diferentes factores climáticos de los exteriores, la pintura no se pela ni se hincha, como por ejemplo la madera, lo que permite siempre una óptima movilidad de las puertas.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba