puertas de interior de aluminio


Las puertas de interior de aluminio son muy ligeras, el peso de estas es aproximadamente la tercera parte del peso que puede llegar a tener el acero.
El aluminio como material es muy fuerte, pero no es lo suficientemente resistente, ya que está muy por debajo al acero, y más por debajo aun que la del acero inoxidable.
Sin embargo las puertas de interior de aluminio con el paso de los años se ha ido incrementando en el mercado de las puertas, y su uso en carpinterías metálicas incremento enormemente, ya que las puertas de interior de aluminio son muy duraderas, faciales de trabajar, y nos ofrecen la gran ventaja de no tener que estar pendientes del proceso de pintado una vez por año, que otorgan las tradicionales y famosas puertas de madera, ya que el aluminio, es puro diseño al natural, sin necesidad de pintura.
Las puertas de interior de aluminio son muy simples de fabricar por medio de la extrusión, puede ser moldeado fácilmente sin interrupciones, soldado, remachado, o curvado sin inconveniente alguno.
Las puertas de interior de aluminio hacen de la fabricación una tarea simple y sencilla, que nos ofrece como resultado un acabado sumamente atractivo al diseño para nuestro hogar.
Como gran ventaja, las puertas de interior de aluminio son muy resistentes a la corrosión, y a los ataques de la mayoría de las sustancias. El oxido gris que se es formado en la superficie del exterior del aluminio, sirve para proteger la base del metal.



Tips y recomendaciones

Para que nuestra puerta de interior de aluminio tenga mayor durabilidad, y su apariencia visual se realice y resalte en diferentes gamas de colores, es necesario someter la puerta a un proceso de anodizado, esto quiere decir, que se forma oxido de aluminio (una sustancia) por medio al proceso electroquímico, que ayuda a endurecer el espesor de nuestro material, el aluminio.
Las puertas de interior de aluminio que nosotros utilizamos diariamente en nuestras casas y vemos comúnmente en viviendas y edificios, previamente a ser colocadas como tales, se les coloca una laca, además son revestidas, adornadas, y / o pintadas.
Y cualquier parte metálica que vaya a recibir una cantidad más grande de lo común de abrasiones, que pueden ser producto del sudor de una mano, o por el simple trafico intensivo, debe ser si o si anodizada.
Cuanto mayor sea la resistencia a la absorción que aporte el anodizado, mas permitirá el aumento de la duración del color que le hayamos aplicado a nuestra puerta de interior de aluminio.
Como una puerta de es uno diario y constante, no es recomendable utilizar el lacado, ya que su apariencia es muy buena, pero se raya muy fácilmente, y no quedara de agrado a la vista.
Si nuestra puerta de interior de aluminio no tiene estos procesos de anodización o lacado, a lo largo del paso del tiempo, se comenzara a oxidar, formando una película de residuo blanco y picado en la superficie de nuestra puerta de aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba