puertas rústicas de calle


Actualmente están muy de moda las puertas rústicas de calle. En el mercado se puede encontrar una puerta rústica de calle para cada tipo de cliente.
Las personas demandan diferentes tipos de puertas rústicas de calle para casas de campo, chalets, fachadas de edificios o inclusive hoteles dándole así un toque campestre y cálido al lugar.
Los diferentes modelos de puertas tienen en común que todos dan una fuerte sensación de solidez y elegancia. Las puertas rústicas de calle suelen fabricarse en medias estandarizadas.
Esta opción es la más económica, ya que las mismas son producidas en serie, lo que disminuye costos de producción. Sin embargo, al tratarse de la cara más visible de las casas, las personas suelen estar más predispuestas a invertir un poco más en su puerta rústica de calle y participar activamente en el diseño, en la elección de materiales, colores, acabados y texturas.
En general, las puertas rústicas de calle tienen un acabado especial para darles un aspecto de antigüedad. Hay puertas rústicas de calle con diferentes revestimientos de cada lado. De esta forma, la puerta se puede integrar tanto al ambiente interior así como al exterior de la casa.
Las puertas rústicas de calle están hechas en madera maciza dura como el roble, cedro o el algarrobo entre otras. También se puede elegir una madera blanda (y mas económica) como el pino. En estos casos se suele teñir la puerta en colores nogal o cerezo. Es muy típico agregarles apliques en hierro forjado al lado exterior de las puertas, como herrajes, bulones y remaches en color negro mate.
La madera se puede patinar en diversos tonos como natural o cardenillo luciendo así más antiguas. También se les puede agregar un vidriado de forma tal de mejorar la iluminación en el interior de la casa. El vidrio se puede complementar con rejas en hierro forjado.



Mantenimiento y arreglos

Es importante recordar que en el caso de las puertas rústicas de calle de madera va a ser necesario un cierto mantenimiento periódico, sobre si todo si va a estar al aire libre. En este caso, la puerta va a estar expuesta a golpes, roces, a cambios climáticos, por lo tanto se deberá lijarlas, aplicarles aceites para evitar el resecamiento, barnizarlas, lustrarlas, etc.
Hay talleres artesanales que producen estas puertas en forma totalmente manual. Desde el tallado de la madera hasta la forja de los apliques en hierro forjado, como por ejemplo los herrajes, los bulones o los remaches, para darle la terminación típica de las puertas rústicas de calle.
Estos talleres trabajan con por ejemplo madera de teca, que realmente deja la impresión de ser una puerta antigua. Otro tipo de puertas rústicas de calle son las de hierro forjado. Estas aberturas se combinan muy bien con rejas o portones de hierro forjado. Se les puede agregar detalles en madera, vidrios, rejillas que permitan la ventilación, etc.
Hay que tener presente que no se puede colocar cualquier vidrio, sobre todo si en la casa hay niños y mascotas. Hay diferentes tipos de cristales para aberturas, como los templados con doble vidriado y cámara de aire, o los laminados en diferentes espesores. Estos vidrios, en caso de romperse, se astillan en pequeñas partes y no ocasionan heridas de consideración.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba