tipos de aberturas de aluminio


Dentro de los tipos de aberturas de aluminio se encuentran también las líneas de alta seguridad, aprovechando la alta resistencia del material, con niveles de seguridad normal, blindado y acorazado entre otros.
Cada una de ellas puede encontrarse con diferentes tipos de acabados interiores, a elección del cliente.
Estos tipos de aberturas de aluminio son más robustos que los tradicionales, pesando entre 60 y 90 kg e incorporan sistemas de cerradura de más de 3 puntos y bisagras antipalanca.
Estas son ideales como puertas principales de acceso a un hogar, en las cuales la prioridad es la seguridad.
Sin embargo, en estas líneas hay abundantes diseños para elegir, de forma tal que hoy en día ya no es necesario sacrificar estilo por seguridad.
Tanto las puertas interiores como las exteriores son en general fabricadas en aluminio o madera, con una tendencia más pronunciada a optar por este último material para las puertas interiores y dejar las de aluminio para las aberturas exteriores.
Sin embargo, los tipos de aberturas de aluminio tienen muchas ventajas comparativas frente a las de madera o las de hierro.



Ventajas de estas puertas

La más importante es, sin duda, la excelente relación de calidad costo que ofrecen.
Los diferentes tipos de aberturas de aluminio son muy elegidos en particular como puertas exteriores, por ejemplo, para comunicar alguna habitación de la casa con el jardín o la terraza.
Optar por un modelo de puerta de aluminio es optar por un material de características excepcionales, de gran resistencia y perfecto para cualquier tipo de arquitectura.
Los tipos de aberturas de aluminio son muchísimo más livianos que un modelo similar fabricado en madera o hierro.
Son particularmente elegidos para exteriores porque el aluminio es un material que posee una vida útil muy larga, soportando los efectos de la radiación ultravioleta de sol y la humedad de la lluvia, sin oxidarse ni estropearse.
Esta es una de las propiedades más nobles del aluminio: al exponerlo a la humedad, forma en su superficie una capa protectora de óxido que lo hace inmune a la acción corrosiva de la atmósfera y el agua.
Además, debido a que las superficies de los diferentes tipos de aberturas de aluminio son extremadamente lisas y pulidas, no atraen el polvo ni la suciedad, son de muy fácil limpieza y no requieren de mucho mantenimiento, como si lo hacen modelos similares construidos en madera o hierro.
La elección de un modelo de puerta de aluminio debe ajustarse a las necesidades y costumbres de una casa, ya que se emplear como una herramienta para generar más luminosidad, dar una sensación de amplitud y mayor espacio.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba