tipos de puertas de madera de interiores


Los distintos tipos de puertas de madera de interiores antes eran fabricadas, en su mayoría, en madera maciza, o sea una pieza de madera pura, de altísima calidad y de elevado costo. Las mismas se obtienen a partir de moldeados de madera maciza bajo superficies lisas.
Las maderas más comunes para la fabricación de los tipos de puertas de madera de interiores son la del algarrobo, cedro o del castaño, de color marrón claro, muy parecidas a la madera del roble, pero de menor dureza.
Son fáciles de trabajar y permiten darles un muy buenos acabados y pulidos, empleadas en la elaboración de puertas de cocina por sus características de resistencia. El pino también es una madera muy utilizada para la fabricación de puertas.
Contrariamente a las mencionadas anteriormente, el pino es una madera muy blanda y económica, que no sirve para cualquier tipo de mueble, ya que es muy sensible y requiere de mucho cuidado. Se usa comúnmente para puertas y estantes.
En la actualidad la madera mas empleada es el aglomerado, o también llamada madera industrial. Es creada con virutas de madera y colas y enchapadas con melanina, para lograr así un mayor efecto decorativo. Este procedimiento disminuye tanto el peso como el costo de la puerta.
Los tipos de puertas de madera de interiores no requieren de mucho mantenimiento, sin embargo, para prolongar su buen estado de salud y vida funcional, haciendo que las puertas se vean mas lindas, es bueno tener en cuenta algunos tips.



Los problemas más comunes

Es muy habitual ver en los diferentes tipos de puertas de madera de interiores daños causados por la humedad, así como también un posible desgaste mecánico.
Si la puerta está en un ambiente húmedo, como pueden ser las cocinas o los baños, se debe de prestar especial atención a ventilar los ambientes con cierta regularidad, para evitar así la condensación de agua sobre las mismas.
En general, la aplicación de aceites o barniz cada cierto lapso de tiempo suele ser la única precaución a tomar para mantener la estética de las puertas de madera interiores.
Es necesario tener presente que para el marco de la puerta se debe seleccionar una madera dura, para así evitar deformaciones en el marco, que se traducirán si o si en marcas en el batiente debido al esfuerzo mecánico que se ejerce sobre la madera de la puerta.
Los deterioros más comunes sufridos por los diferentes tipos de puertas de madera de interiores son aquellos producidos por el uso diario, ya sea el movimiento de muebles de una habitación a otra, rayones hechos por alguna mascota o niños jugando.
Estos pequeños arañazos se pueden reparar muy fácilmente con la aplicación de una cera reparadora.
Con una pequeña cantidad de la misma, calentada un poco para ablandarla, se rellenan los huecos. Hoy en día existe una gama de tonos de ceras que hallar el color que se necesita es una tarea muy sencilla.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba