reparacion de persianas de madera

Nos ha llegado el turno de hablar sobre la reparación de las persianas de madera, para ello, hay que decir que son las más sencillas de realizar, porque son muy pocos los materiales que se necesitan. Pero la pregunta es ¿qué tipo de reparación es la que necesitamos?, porque para cada daño hay una arreglo diferente, por ejemplo si lo que estamos buscando es reestablecer su brillo, o volverlas a la vida, restaurarlas, o repintarlas, es una cosa, pero si estamos hablando acerca de la rotura de los rieles, o de cualquier sistema de apertura o cierre,  es una tarea completamente diferente.

Si es el sistema de enrolle el que se ha descompuesto o se ha atascado, se lo deberá de, para ello hay que desarmar todo,  y buscar en qué lugar se ha atascado, y este trabajo para los expertos en arreglos de persianas es muy sencillo, y en pocas horas las tendremos funcionando como corresponde; en este caso, como se trata del sistema de funcionamiento, la reparación de persianas de madera es muy importante.

reparacion de persianas de madera
La reparación de persianas de madera debe ser hecha por profesionales.

Las persianas nos protegen del frío, del calor, y de los rayos del sol, pero cuando se trata del agua de lluvia o de la nieve hay que tener en cuenta que hay que protegerlas y mucho. Debemos pensar que cuando llueve y de pronto sale el sol de forma repentina, esa agua que ha quedado en la superficie comienza a calentarse y es allí cuando se forman las temibles burbujas de madera que abultan la persiana y la dejan a la miseria. Para la reparación de las persianas de madera, encontramos gente que está perfectamente capacitada, que además de restaurarlas ofrecen diversos tipos de servicios como la instalación o la motorización de las mismas.

La madera debe lucir impecable, porque para ello fue creada, no es igual que tener persianas de plástico, que si bien no se estropean con  el agua, no son tan delicadas y elegantes como las de madera, así que en cuestiones de reparación hay que tener en cuenta que cada año, se deben repintar, y acondicionar, en especial las ventanas que dan siempre al sol. Esta recomendación es muy relevante para el mantenimiento y conservación. Muchas veces se trata de una sola lama que se ha deteriorado, para ello se procederá a retirarla y se colocará la que está en buen estado, y si eso significa que la nueva difiere de las demás se deberá pintar del mismo color que las existentes para que no desentonen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba