ruedas para puertas correderas


Las ruedas para puertas correderas pueden venir fabricadas en distintos y diversos tipos de materiales, entre los que podremos encontrar los siguientes: aluminio, metal, plástico, PVC y hasta en madera. Los que más se pueden observar hoy en día en cualquier mueble, son las ruedas para puertas correderas de las tres primeras categorías que nombramos. Son accesorios que van de la mano con nuestro armario o el mobiliario que sea, que por lo general debemos comprar por separado si es que decidimos hacerlo nosotros mismos. Generalmente viene todo en conjunto en una caja de cartón. De todas maneras siempre que llegamos a casa con la compra, lo primero que debemos hacer es fijarnos si trajo nuestras rueditas, en caso que no las traiga debemos volver y reclamarlas ya que forman parte de un todo como habíamos dicho.

Diferentes estilos

Entonces, las ruedas no tienen otra función más que hacer desplazar las puertas corredizas de cualquier mueble que las posea. Hay veces que por el paso del tiempo se vuelven más “pesadas” en el sentido de que los rieles en donde van colocadas, comienzan a rechinar y empezamos a sentir las puertas más pesadas cada vez que hacemos el esfuerzo de correrlas. Todo esto se debe a que les falta lubricación y tenemos que tener mucho cuidado con esto y de revisarlas cada tanto, ya que muchas veces los placares se arruinan por no haber tenido la precaución suficiente de antemano.



ruedas para puertas correderas
Se recomienda que las ruedas para puertas correderas sean metálicas

Entonces, lo que debemos hacer es comprar en cualquier ferretería o en cualquier supermercado que se dedique a la venta de muchos objetos en particular, un “aceite” de ruedas para puertas correderas que por lo general vienen en forma de aerosol para hacer mucho más fácil su aplicación, hay muchas y muy variadas marcas entre las que podremos elegir con precios muy distintos entre sí. No es un objeto caro y siempre vale la pena tenerlo en casa. Entonces, estaría bien que chequeemos los rieles una vez por mes, más o menos, para que siempre funcionen a la perfección y no se traben siendo muy difícil o costoso el movimiento de las puertas.

Entonces, colocamos una cantidad suficiente del producto a lo largo de todo el riel asegurándonos de que haya quedado totalmente aceitado. Dejaremos secar unos quince minutos aproximadamente y entonces lo último será probar que las puertas del placard se deslizan a la perfección y que no presenten ningún inconveniente.

0 comentarios en “Colocación y mantenimiento de ruedas para puertas correderas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba