ventanas de guillotina


¿Qué son las ventanas guillotina?, son las ventanas iguales a las correderas, pero en este caso, las guías son en forma vertical. Este sistema,  es utilizado para ventanas pequeñas de cocinas, o de lavaderos, y baños, con el fin de no tener la necesidad de levantar tanto peso. Entre sus características más relevantes podemos decir que se destacan por poseer una parte que es fija y otra que se mueve para abrir o cerrar la ventana. Son muy atractivas en su forma y sistema y muy prácticas, razón por la cual muchos terminan en la sustitución de sus ventanas correderas por una de los modelos de ventanas de guillotina.

ventanas de guillotina
Las ventanas de guillotina ahorran muchísimo espacio

El término parece bastante raro, pero esto es porque básicamente es un sistema de cierre y de apertura que se asemeja a las guillotinas, existiendo en el mercado, las de simple y doble cierre. En el pasado,  eran las ventanas que se usaban obligatoriamente en las construcciones, pero en la actualidad, a pesar de que se estilan  otro tipo de ventanas, éstas vuelven con fuerza, siendo más fáciles de maniobrar, y de mejor calidad que las del pasado. Las ventanas de guillotina,  pueden ser simples o dobles, y las ventajas de estas últimas es que ambos armazones trabajan verticalmente, así el bastidor de la parte de arriba,  también puede bajar, y el de la parte inferior se puede levantar convirtiéndola en una ventana que se caracteriza por otorgar más ventilación al lugar. Las ventanas de guillotina, son muy simples para limpiar, porque los armazones trabajan para bajar o subir y al mismo tiempo se inclinan.



Aquí diferenciaremos una ventana de guillotina,  con una ventana que tiene un solo paño fijo; estas son comúnmente llamadas “de guillotina”  pero el termino es equivoco, ya que una ventana que tiene un paño de vidrio, no funciona para abrir o cerrar, por lo tanto es un paño de vidrio sólido que lo único que deja pasar,  es la luz natural, con lo cual no ventilan,  ni dejan pasar el aire por completo. Al momento de levantar el paño inferior, los dos quedan suspendidos arriba, por lo tanto tendremos dos vidrios juntos dejando pasar el aire por debajo, o viceversa. Cabe destacar que la diferencia más marcada con las ventanas correderas, es que éstas tienen las guías debajo de ellas en forma horizontal, mientras que las de guillotina,  las tienen en los costados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba