cerramientos para piscinas


Las piscinas son los sectores más usados en el verano por nosotros y nuestros hijos, y las aprovechamos al máximo cuando la temperatura sube. Pero cuando comienzan los primeros fríos del otoño y del invierno, las tenemos que dejar hasta el próximo año, si es que todavía no tenemos los cerramientos para piscinas, que se hacen en estos momentos. En efecto, estos cerramientos permiten que usemos la piscina todo el año, y eso es maravilloso desde el punto de vista de calidad de vida, ya que podremos hacer gimnasia, adelantar en las técnicas de natación, curarnos de una dolencia o enfermedad, divertirnos, distraernos, y otras cosas.

Existen muchos tipos o clases de cerramientos para piscinas, y estos pueden ser los móviles, los telescópicos, los fijos, con formas redondas, cuadradas, y más. Las imágenes son elocuentes, ya que los muestran con todas sus características, cuando los vemos en la Web, porque las empresas los exponen en cada modelo que ellos montan. Encontramos modelos portantes con perfiles de aluminio, logrando un alto grado de hermeticidad, brindándonos una verdadera barrera contra la humedad y el agua de las lluvias.



Simples o completos

cerramientos para piscinas
Cerramientos para piscinas originales

Si es que solo necesitamos un cerramiento para piscinas que solo contemple la seguridad, podemos abaratar los costos en cuanto a colocar las mallas tradicionales, que se ubican alrededor de la piscina y es una barrera infranqueable para niños, y mascotas. O los cerramientos de policarbonato, que también se colocan alrededor. De esta manera la piscina se cierra, y se transforma a toda hora, en un natatorio muy seguro, pero no brindará las prestaciones de las cubiertas.

Otra de las formas es colocar cercos y hierba natural, que son conocidos como los cerramientos para piscinas naturales, pero en este caso hay que esperar a que estos crezcan, para cubrir todo el derredor de la misma, quedan perfectos, y lucen muy naturales. Cuestan pocos dólares, son seguros, y los pueden colocar muy sencillamente con tejidos y postes de madera dura.

Antes de la decisión de un cerramiento o de otro, es importante que evaluemos las muchas posibilidades que tenemos al alcance nuestras manos, algunas alternativas son más caras que otras, pero todas tienen sus funciones determinadas, como por ejemplo las cubiertas que también nos mantienen la piscina en perfectas condiciones de limpieza, ya que no permiten que las hojas, o la tierra ingresen a ella, y en todos los casos, estos cerramientos, nos ayudan a sectorizar la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba