alfombras persas

Las alfombras a lo largo de la historia del hombre fueron siempre un elemento importante en la decoración de los ambientes de las casas, los palacios y los castillos. Dentro de estas sin duda las que más se destacan son las alfombras persas, por su belleza, diseño y resistencia. Estas son un elemento muy importante en la cultura persa, y hoy día son un elemento decorativo muy apreciado en todo el mundo. Por lo general las alfombras persas nos remontan a siglos atrás, a los antiguos emperadores de Persia, donde reinaba el lujo. Las alfombras persas no faltaban en estos palacios, donde decoraban los diferentes recintos. Estas alfombras al estar hechas a mano tienen diseños únicos e irrepetibles, por lo que cada una de estas es una pieza única. El origen de estas alfombras era la necesidad y no el lujo, ya que en el invierno servían para aislarse un poco más del frio.

A través del tiempo esto fue cambiando y las alfombras persas fueron hechas por artesanos artistas que les imprimían diseños realmente extraordinarios. Como dijimos la confección de estas alfombras es artesanal y aunque se sabe cómo se hacen muchos de sus métodos de fabricación aun permanecen bajo llave. Los diseños más comunes de las alfombras persas son tradicionalmente raíces, cortezas, plantas e insectos. El material con el que se hacen es generalmente la seda, algodón y lana, siendo que para la cara superior o terciopelo se usa la seda y la lana y para la urdimbre o parte posterior el algodón. Aunque también se conocen alfombras persas con hilo0s de oro, que están tejidos formando diseños únicos y muy decorativos. El valor de estas alfombras es por supuesto superior al de cualquier otra, pero debemos tener en cuenta que están hechas a mano por verdaderos artesanos y poseen por ello un valor incalculable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba