molduras para espejos


Los espejos se diferencian unos de otros principalmente por su forma, por su tamaño y por sus molduras por eso es que no todos los espejos son iguales. Hay infinidad de versiones de distintos diseños y modelos de espejos que podemos colocar en los diferentes ambientes de nuestro hogar según el tipo de decoración que predomine en ellos. Encontramos muchísimos estilos de molduras para espejos por eso es que la mejor opción será dirigirnos hacia los diversos comercios de venta de artículos de decoración y observar personalmente no solamente los diseños si no también la calidad de los mismos.

Uno de los principales aspectos que determinan las diferencias entre las distintas molduras para espejos es el material con el que las mismas están confeccionadas, podemos encontrarlas en madera, plástico y metal. Obviamente que cada uno posee su encanto pero no estamos hablando de la misma calidad de producto.

molduras para espejos
Las molduras para espejos son muy decorativas

Los metálicos son los más resistentes del mercado pero así también los más pesados por eso es que muchas veces es conveniente optar por otro tipo de molduras más livianas para poder cambiarlos de lugar cuantas veces deseemos sin hacer mucho esfuerzo. Las molduras para espejos más comunes están fabricadas con madera. La madera es un material sumamente versátil que permite realizar distintos diseños más o menos trabajados que otros. Podemos elegir los diseños más sencillos como los que cuentan con cuatro varillas de madera unidos alrededor del espejo de algún color en particular.



Para el cuarto de baño, el color de moldura preferido es el blanco o los de tipo pastel. En el caso del dormitorio de niñas será el fucsia, rosa o violeta y para un dormitorio de niños: azul, celeste o verde.  Hay dos opciones: Comprar los espejos con sus molduras ya colocadas en comercios de artículos y mueblería decorativa o dirigirnos hacia una vidriería, solicitar la forma y el tamaño que deseemos y luego adicionar las molduras nosotros mismos o con la ayuda de un carpintero.

Si optamos por la segunda opción debemos saber que si bien puede resultarnos un poco más caro, obtendremos un diseño de espejo sumamente original y obviamente personalizado a nuestra manera. De cualquier manera, debemos saber que no es para nada difícil colocar una moldura para espejos, no hace falta ser un experto para poder hacerlo. Ahora bien, si optamos por espejos de forma redonda u ovalada será más difícil ya que en este caso la madera no será recta si no redondeada y para ello necesitaremos maquinaria especializada.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba