pintar los ambientes tu mismo

Cada tanto es importante realizar un mantenimiento y restauración de los ambientes y la clave para esto es la pintura. El problema que quizás se presente es la contratación de un pintor profesional, ya que muchas veces esto puede incrementar tu presupuesto considerablemente, por eso desde ya te decimos que puedes pintar los ambientes tú mismo si eres una persona cuidadosa. Ten en cuenta que siempre es mejor pintar los ambientes cuando el clima esté seco ya que con la humedad la pintura tarda mucho más en secarse, y al mismo tiempo, mantén ventilada la habitación durante todo el tiempo que te lleve la pintura. Otro detalle importante es que si escoges una pintura muy espesa, el rodillo se adherirá a la pared y la levantará haciendo un trabajo desprolijo, por eso debes diluirla con agua o algún producto especial.

Comprar pintura para interiores de primera calidad y de sobra es lo más conveniente, no solo porque no correrás el riesgo de quedarte sin pintura, sino también podrás usarla si necesitas darle una capa en algún momento. Otro punto importante es la comodidad: asegúrate de hacer espacio para que te sea cómodo pintar apilando los muebles en el medio de la habitación. También recuerda proteger ventanas, marcos, zócalos y pisos con periódicos y cinta de papel. Antes de comenzar a pintar, repara las imperfecciones; esto puedes hacerlo con enduido plástico y por supuesto cuando éste esté seco, debes emparejar la pared o los techos. Por último, te damos como consejo, siempre empezar por el techo, ya que es la zona más difícil de pintar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba