altavoces en la sala


Integrar altavoces en la sala como parte de la decoración es muy fácil siempre que se tenga en cuenta como prioridad, la prolijidad y por supuesto el sonido. Si bien es cierto que no todos los altavoces son lo suficientemente estéticos como para integrarse a la decoración, siempre hay algo que se puede hacer. Primeramente lo que debes hacer es elegir los que creas más adecuados, tanto por estéticos, como por practicidad y por supuesto calidad de sonido. La colocación de los altavoces en la sala va a depender enteramente de la disposición en la cual estén tus muebles, y generalmente los lugares más adecuados para colocarlos son las estanterías o librerías.



También puedes optar por colgarlos en rincones estratégicos, lo cual te permite recurrir a diferentes alternativas de diseño siempre pensando en una buena distribución con el fin de aprovechar al máximo el sonido. Probablemente el mayor de los problemas al integrar los altavoces en la sala sea esconder los cables y sin bien algunos de ellos van a estar escondidos detrás de los muebles, para aquellos que quedan a la vista, puedes utilizar lo que se llama “canaletas”; éstas generalmente se comercializan en tramos de a dos metros y pueden colocarse en la pared y en el suelo. Precisamente la colocación es muy sencilla ya que vienen con bandas autoadhesivas que funcionan con cualquier superficie.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba