cómo se proyectan las películas en 3D


Muchos se preguntan: ¿Cómo se proyectan las películas en 3D?. Concretamente, se proyectan dos películas a la vez, una para cada ojo. Cuando en la pantalla se proyecta la imagen, correspondiente al ojo derecho, las gafas oscurecen el cristal frente al ojo izquierdo y viceversa. Si la frecuencia de proyección es suficientemente elevada, el mecanismo ojo cerebro, no detecta parpadeos de ninguna clase, y la sensación 3D es muy convincente. Este mismo sistema se está utilizando en los hogares ya que funciona perfectamente con los televisores 3D. La proyección de imágenes en tres dimensiones, tal como puede verse en algunas películas en 3D de ciencia ficción, utilizan hologramas o tecnologías similares que permiten ver una escena desde todos los ángulos, esto nos permite que disfrutemos del cine con un enorme grado de realismo. Muchos aseguran que la tecnología 3D llegó para quedarse, pero esta vez, no se trata de la misma afirmación que se hacía en los años 60 junto a los primeros Films con este sistema. Hoy contamos con tecnologías y empresas que investigan y que, año tras año a fuerza de prueba, logran aparatos cada vez más tecnológicos para disfrutar.



Comprar hoy un televisor tridimensional, equivale a un gasto de tres mil a cinco mil dólares dependiendo siempre de las pulgadas, en cambio ir al cine nos cuesta quince dólares para poder ver películas en 3D. Claro, no se puede comparar un televisor con una entrada de cine. Un televisor de estas características es más costoso, obviamente y no solo por la tecnología tridimensional, sino también porque posee mejoras en todo su conjunto: audio envolvente, imágenes soñadas, juegos en 3D, acceso a Internet, y otros productos tecnológicos que se comercializan junto a éstas maravillas. En el pasado, las peliculas en 3D se veían gracias a unas gafas basadas en la técnica del color.

El espectador las utilizaba, cubrían un ojo con un lente de color rojo y el otro con uno azul. Se percibía una sensación de 3D pero la imagen se distorsionaba. Estos eran llamados anaglifos, ni punto de comparación con las gafas especiales que se utilizan hoy en día. Si nos preguntamos qué pasaría si mirásemos las películas en 3D, sin las gafas especiales la respuesta sería que solamente veríamos una imagen doble en color azul y rojo. Mucho se habla hoy acerca del boom de las televisiones 3D. Son un avance se podría decir muy reciente, que llegó para revolucionar la forma de ver películas.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba