aseo de piscinas


El aseo de piscinas podemos hacerla nosotros mismos si se trata de una pileta de pequeñas dimensiones.
Pero si ésta es de gran tamaño tendremos que contratar a una empresa que se dedique al aseo de piscinas, que hay muchas en el mercado.
Un buen tratamiento físico, consiste en la remoción de las impurezas visibles suspendidas en el agua de la pileta o depositadas en la superficie.
Como por ejemplo las hojas de los árboles, los insectos, etcétera, y se realiza a través del sistema de circulación de pileta que está compuesta por el filtro, bomba, prefiltro, skimmer y limpia fondos.
Es importante destacar que en cuanto termina la temporada de verano, muchas personas descuidan la piscina o prefieren vaciarla completamente.
Para ellos les diremos que esta no es una muy buena opción, ya que el aseo de piscinas, es importante aún en invierno.
Si la piscina es de hormigón, las expansiones y paredes de la piscina terminan en rajaduras, y esto puede ser más caro que tener que limpiarla por lo menos dos veces al mes.
Las pinturas se resquebrajan, las presiones de las capas de tierra provocan fisuras, muy difíciles de arreglar, y si tenemos piscinas de fibra de vidrio o de poliéster no es conveniente vaciarlas.
El aseo de piscinas, durante el invierno es bastante fácil y económico; debemos sacar a diario o por lo menos dos veces por semana las hojas y los bichos caídos en la piscina, debemos mantener flotando la boya de las pastillas de cloro, el agua se mantendrá clorada perfectamente sin tener que estar midiendo, o colocando a diario el cloro.
También tendremos que filtrar el agua periódicamente, si le colocamos un timer se simplificará la tarea y lo hará en forma automática a determinadas horas del día.



Verificar una sola vez por mes el PH, que debe ser de 7.2 o 7.6 y el nivel de cloro que debe ser 1.5 ppm.
El uso de desinfectantes es necesario, no solamente para combatir los distintos tipos de organismos, sino que también para que el agua tenga un nivel de desinfección residual suficiente y eficaz que neutralice los gérmenes, y las bacterias.
Los desinfectantes más conocidos para el vertido en las piscinas son el cloro, y los alguicidas.
El cloro, es un producto químico que tiene tres formas de presentación: en pastillas, líquido y granulado.
Hay marcas muy renombradas en el mercado que son excelentes a la hora de usarlas en la piscina ya que además de desinfectar correctamente, no afectan el PH de la piscina y o manchan las paredes de ella.
Para los propietarios que deben hacer el aseo de piscinas fue la siguiente explicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba