distribución del cloro en piletas


Antes de hacer la distribución del cloro en piletas debemos saber algunas cosas que nos ayudarán para tener una pileta limpia y sana.
Nunca es aconsejable verter sólo la cantidad aconsejada puede que nos quedemos cortos y no hacer una correcta cloración, con lo que conlleva a la proliferación de microorganismos, y por ende las personas que están expuestas a éstos enfermarse.
Es importante tener en cuenta que el nivel de distribución del cloro en piletas, se debe mantener en 1 y 1.5 partes por millón, (p.p.m).
Su presentación es en dos formas, en forma líquida que es la más conocida y en forma de pastillas, que nunca se deben arrojar a la piscina sin tener los aparatos para ello, ya que si lo hacemos podemos dañar la piscina porque la pastilla puede adherirse a las paredes y quemarla.
Tenemos que tener en cuenta que si nos exponemos varias horas a la inhalación de éste químico, podemos tener problemas respiratorios, como el asma.
Por eso a las personas que manipulen este químico, como algún otro, se les recomienda que usen protectores para el rostro y boca, como así también tenemos que tener cuidado con la ropa, ya que si cae en ellas, mancha y puede hacer un agujero.
Dentro de la distribución del cloro en piletas se encuentra la floculación que también es fundamental para la limpieza de una pileta.



Es parte importante de la higiene, y consiste en colocar este producto para que las partículas que están en suspensión en la pileta aumenten de tamaño y decanten al fondo de la piscina, y es en ese momento en el que se debe pasar el barre fondo con mucho cuidado y sacar así las partículas coloidales.
Es importante destacar que todas estas maniobras de limpieza se deben de hacer cuando no hay en la piscina gente, preferentemente por la mañana temprano o por las noches.
Los líquidos floculantes no son tóxicos pero es mejor no estar cerca de ellos cuando están actuando.
Luego de la distribución del cloro en piletas debemos contar con un buen sistema de filtrado y depuración de la piscina, todo en su conjunto trabajando para que el agua esté como debe estar.
Cuando se hace la distribución del cloro en piletas, ya sea líquido o en pastillas, parte de él reacciona con los contaminantes y parte de él sobra.
A la parte que reacciona con los contaminantes se la llama demanda del cloro, es decir la parte del cloro que es necesaria para provocar la oxidación de todos los residuos orgánicos del agua, o sea que es el cloro consumido durante la oxidación.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba