filtrador manual para piletas

El filtrador manual para piletas, podemos adquirirlo en las empresas que venden todo lo referente a la mantención física y química de las piscinas, que hay muchas en el mercado, o podemos empezar por la Web, que en los miles de sitios podemos encontrar las respuestas a lo que buscamos.
Para abaratar costos podemos adquirir un buen filtrador manual para piletas, usado, pero tendremos que fijarnos en qué condiciones está.
Es necesario contar con un lugar predeterminado para el guardado de las cosas que nos sirven para la mantención de la piscina.
Las paletas quita bichos, mangueras, filtros, bombas portátiles y los productos de limpieza, que al manipularlos se pueden convertir en tóxicos, sobre todos para los niños y las mascotas.
Eso si elegimos hacerlo nosotros, porque también está la opción de contratar a las empresas que se dedican a mantener las piscinas y traen todos los aparatos necesarios.
Cuando compramos un filtrador manual para piletas, tendremos que saber cómo se usa para no romperlo, por eso es necesario que nos asesoren en el tema.
Estos tienen las siguientes partes: tanque para el filtrado de las piscinas, bomba para la piscina, el carro para llevarlo de aquí para allá, un tubo corrugado, abrazaderas ajustables, y los correspondientes tornillos y tuercas para el montaje.

El tanque debe cargarse con una mezcla filtrante, greda y arena fina, la carga se realiza por la boca del tanque filtrante, desmontando la válvula y el plato superior.
Luego se vuelca la greda, cuidando que la misma no ingrese por el tubo central de PVC, y luego se cubre con la capa de arena fina, por último debemos reubicar el plato superior, del dispositivo y montar nuevamente la válvula de seis vías.
Cada filtrador manual para piletas tendrá una capacidad de filtrado acorde a la piscina a la que será colocado, con su caudal de circulación correspondiente, y se recomienda la utilización de la bomba conjuntamente.
No olvidemos que, un buen y adecuado uso del filtrador manual para piletas y de la bomba evitarán sobrecargar el motor.
Un dato para la protección del filtro es cuidarlos de la intemperie, y de la exposición muy prolongada de los rayos solares, ya que como se trata de un filtrador manual para piletas, que tiene su carro correspondiente, será fácil el guardado, por eso no lo olvidemos en el jardín.
Se recomienda que cuando no lo usemos, esté perfectamente guardado protegiéndolo además de las muy bajas temperaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba