instalación de la depuradora de piscinas


En cuanto al tema de la instalación de la depuradora de piscinas, deberemos tener en cuenta que antes de comprar una depuradora tenemos que conocer la capacidad de nuestra piscina para poder colocar una que vaya acorde con ella.
No está bien colocar una depuradora que sea de pequeñas dimensiones para que trabaje forzada, y tampoco una de muy gran capacidad para que sobre.
Para tener una piscina en buenas condiciones deberemos, agregarle los productos de desinfección que le corresponden.
Como por ejemplo el cloro, que es el más importante, ya que es el responsable de quitar todos los microorganismos y bacterias.
Su presentación es en pastillas, en líquido y en gránulos, los alguicidas son productos químicos que destruyen la materia orgánica como las colonias de algas, y los clarificadores sirven para darle aspecto cristalino.
No podemos dejar de mencionar las cajas de medición de PH, por ejemplo que sirven para saber qué cantidad de cloro es la recomendada, y la medición de cloro, ya que si no hacemos las mediciones pude ocurrir que le agreguemos los químicos y no hagan efecto.



Todo lo mencionado anteriormente es lo que se llama tratamiento químico del agua y esto tiene que indefectiblemente ir acompañado con el tratamiento físico que es con la instalación de la depuradora de piscinas.
La misión que tienen, las depuradoras son específicamente, las que se encargan de la remoción de impurezas en suspensión y en coloides, constituyendo entonces en un elemento vital para la purificación de las piscinas.
Una instalación de la depuradora de piscinas de competición, obviamente no se podrá comparar con una para piscinas residenciales.
Antes de proceder a la instalación de la depuradora de piscinas, deberemos leer muy detalladamente el manual de instrucciones, son productos que han sido fabricados bajo estrictas normas de seguridad.
Para el llenado o la reposición, utilizando agua de la red pública, se debe proceder de uno de los siguientes modos.
Debemos instalar una canilla a unos 20 centímetros, por arriba del borde de la piscina, en un lugar protegido como por ejemplo debajo de un tobogán, o debajo del trampolín.
Después utilizaremos una manguera conectada a la canilla, alejada del borde de la piscina.
Para piscinas de mayor volumen, deberemos construir un depósito regulador, dotado de una válvula con flotador, conectado al sistema de circulación y tratamiento.
Tenemos que realizar la instalación de la depuradora de piscinas, con una electricista matriculado, y que trabaje según las normas de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba