minipiscinas

Cuando pensamos en piletas o piscinas imaginamos las que comúnmente podemos ver en los patios y jardines de casas o edificios. Pero en los últimos años ha existido un auge en la construcción de minipiscinas. Esto se da por la falta de espacio, el ahorro de dinero y una mayor conciencia ecológica. Estas minipiscinas se llaman así por su tamaño, que es muy inferior a las piletas o albercas comunes. Estas por lo general tienen entre dos y tres metros de largo por uno o dos de ancho. Son realmente muy prácticas porque si tenemos un patio o un jardín pequeño las podemos emplazar allí sin problemas. Esto es algo que hace unos años atrás uno ni imaginaba, para tener una pileta se pensaba primero en tener un gran parque o jardín, hoy esto no es necesario.

Las minipiscinas las podemos comprar o construir en diferentes materiales, los mismos con los que hacemos las comunes y las más grandes. Pueden ser de polímeros plásticos de alta resistencia, de fibra, de hormigón o concreto, de PVC, etc. Y también tenemos a las más conocidas por todos nosotros que son las desmontables fabricadas en lona y a las hinchables o inflables. El valor de los diferentes modelos de minipiscinas variara por los materiales de los que estén fabricadas, siendo las desarmables o las inflables las más económicas. A estas piscinas pequeñas las podemos adquirir en diferentes sitios, en las tiendas de natatorios, en algunos grandes almacenes y en la web. Es justamente en la web donde encontraras la más grande variedad de modelos, materiales, colores y diseños de minipiscinas para colocar en tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba