cercas de madera para piletas

El tipo de madera que se utiliza para las cercas de madera para piletas son muchas.
Por ejemplo la madera teca, que una especie de madera traída de los bosques de Canadá, resulta un poco difícil la obtención, por eso es el precio tan elevado.
La madera de quebracho una especie de madera del tipo rústico, es muy resistente.
El pino tratado, petiribí, incienso, y todas las maderas deben ser pintadas con aceites especiales para evitar que con las altas temperaturas que tendrán que soportar se doblen o se quiebren.
Se las debe mantener para que luzcan siempre como nuevas, con una vez al año de mantenimiento de pintura especial.
La diferencia que existe entre las cercas de madera para delimitar el jardín, y las cercas de madera para piletas, es que las primeras se usan con fines decorativos y las otras como seguridad.
Las vallas deben partir de la base que se sujetarán a partir de un poste y de allí parten los tramos de madera en toda su extensión.
La altura debe ser de un metro veinte centímetros para evitar que un niño pueda subirse y sobrepasarlas.
Como así también se tendrá en cuenta que la puerta de entrada y de salida al natatorio debe estar cerrada de manera que solo un adulto pueda hacerlo.

Con respecto al portón de entrada de estas cercas de madera para piletas deben de tener las mismas características que todo el vallado.
Solo que se le deberán colocar las bisagras correspondientes para el abrir y cerrar de la puerta.
Dependiendo el tamaño de la piscina es el tiempo que se tomarán para terminar el trabajo.
Pero por lo general para piscinas de dimensiones normales en las residencias no tardan más de uno a dos días.
Si ya contamos con el piso de alrededor de la piscina de piedra refractaria, las cercas de madera para piletas, pueden estar pintadas de blanco.
Quedarán muy bien con la estética, y si además contamos con una buena calidad de pasto verde aún mejor.
Estas cercas de madera para piletas deben ser puestas de manera que se nos permita ver desde adentro hacia fuera y desde afuera hacia adentro.
Para ver qué pasa en los dos sectores y que cuando estemos dentro de la pileta, la vista no se limite hasta las vallas y parezca una jaula.
Pero como es un trabajo que lo debe de hacer un carpintero él es que sabrá perfectamente cuál es la altura conveniente y el separado que debe haber entre las maderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba