cercas de seguridad para piletas

Las barreras y cercas de seguridad para piletas, tienen como misión principal bregar por la seguridad de niños, personas mayores y animales, como así también personas discapacitadas.
Cuando contratamos una empresa que se dedica a las instalaciones de vallado de seguridad en el precio está incluido el montaje de las mismas, que son empresas que cuentan con la experiencia debida.
Podemos agregar que las cercas de seguridad para piletas deben tener una o más puertas, para permitir la entrada y salida al natatorio de las personas.
Y deben estar provistas obligatoriamente de cerraduras de seguridad, automática, magnéticas o de doble cerradura.
Estas están diseñadas para que los niños menores no puedan abrirlas aunque lo intenten.
Solo acompañadas por sus mayores padres o personas que los cuidan.
Hoy en el mercado se encuentran las alarmas que se colocan dentro de la piscina, estos dispositivos de alarma deben estar fabricados, construidos e instalados de manera que los niños, menores no puedan desactivarlos.
Los sistemas de detección de caídas, deben detectar la caída de un niño en la piscina.
Además de activarse de forma inmediata una alarma provisto de ruido de sirena, estos dispositivos no pueden dispararse en forma intempestiva.

Actualmente en el mercado existen diferentes tipos de alarma, pero casi todos coinciden en que se deben instalar los dispositivos en la pared de la piscina.
En algunos casos están sumergidas, y una base que está situada en el exterior de la piscina, generalmente en el interior de la vivienda.
En el caso que el dispositivo detecte una caída, la central descubre esa caída y transmite vía radio a la base y salta la alarma sonora y luminosa.
En el mercado se puede encontrar todo tipo de cercas de seguridad para piletas, casi todas constan de postes de aluminio anodizado, termolaqueado, o galvanizado.
Empotrados en el piso a una distancia determinada, que pueden soportar los módulos de paneles de PVC, acero, cristal, policarbonato, telas o mallas metálicas.
También entran en las cercas de seguridad para piletas, el vallado de madera, que se instalan con los postes hincados a una cierta distancia para permitir el resto del perímetro de las maderas.
Para estos vallados es necesario utilizar maderas que muy bien soporten el sol abrazador del verano.
Y las intensas heladas del invierno o se las pinta con pinturas especiales para que no se desgasten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba